Las pymes mexicanas no aprovechan lo suficiente el alcance de nuevas tecnologías

Pero para que se perciban mejoras en los procesos de producción de las pymes, a través de las TICs, es necesario tomar acciones para conocer la manera en que los empleados apropian esas tecnologías.

Las tecnologías de la información y la comunicación (TICs) pueden resultar una herramienta adecuada para que las pequeñas y medianas empresas (pymes) optimicen sus procesos de producción, en tanto que éstas no sean limitadas para usos frecuentes como la escritura, la contabilización de productos, o la búsqueda superficial de información en internet. Así lo refiere el doctor Edgar Buenrostro Mercado, investigador del Fondo de Información y Documentación para la Industria (Infotec).

El investigador de ese Centro Conacyt señala que entre los empleados de las pymes deben existir prácticas de apropiación de software más especializado, ya que de esa forma las tecnologías de la información y la comunicación podrían convertirse en un importante insumo para los procesos de producción, pues responderían a los requerimientos que la empresa necesita en el momento.

Pero para que se perciban mejoras en los procesos de producción de las pymes, a través de las TICs, es necesario tomar acciones para conocer la manera en que los empleados apropian esas tecnologías. Dicho factor es lo que realmente disminuiría la “brecha digital” en las pymes, aseguró Buenrostro Mercado.

Por otra parte, la brecha digital es un concepto que ha cambiado de sentido en la actualidad, ya que las nuevas mediciones dejan de lado la cantidad de teléfonos inteligentes, computadoras o el acceso a internet que tenga cada empresa, y se focalizan en el número de procesos productivos en los que esas TICs impactan dentro del negocio.

“El software y las tecnologías digitales tienen la potencialidad de crear cadenas de vinculación con los clientes, con los proveedores e incluso con los competidores. De ahí la importancia de conocer cómo es que los empleados de las pymes procesan y apropian la información, en aras de que ésta repercuta en la producción de la empresa”, destacó el investigador del Infotec.

El especialista mencionó que con frecuencia las empresas suelen considerar la implementación de software y TICs como un factor que repercutirá a futuro en beneficios económico. Pero el uso de software, y en general tecnologías de la información, por sí solo, no representa ningún impacto sobre las cadenas de valor del negocio.

El doctor Buenrostro Mercado sugiere que al tomar acciones que permitan conocer el comportamiento de los empleados ante la implementación de las TIC’s es más factible tomar decisiones en aras de que esas tecnologías repercutan en beneficios para la cadena de valor de los negocios. Cabe señalar que las posturas del doctor Buenrostro Mercado son los resultados de diversas investigaciones relacionadas con transferencia tecnológica en la industria de las pymes de software.

DiCYT

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés