iPad Air, el tablet de referencia

El iPad de mayor formato de Apple necesitaba este lavado de cara. Desde que salió el iPad mini, el diseño del iPad de cuarta generación parecía desfasado.

Apple lanzó el pasado viernes 1 de noviembre su nueva tableta iPad Air en España, entre otros muchos territorios. Se trata de un dispositivo que hereda el estupendo diseño del iPad mini, con el mismo tamaño de pantalla del iPad de cuarta generación, con todas sus virtudes y mayor potencia.

   El iPad de mayor formato de Apple necesitaba este lavado de cara. Desde que salió el iPad mini, el diseño del iPad de cuarta generación parecía desfasado. Necesitaba adelgazas, reformar sus líneas, actualizar sus entrañas y mantener las virtudes que ya poseía la tableta, pero dejar de ceder terreno a la competencia en términos, especialmente, de diseño.

   El iPad Air cumple con todo eso. Apple prometía el mismo rendimiento de batería, unas 10 horas de uso continuado, y así ha sido. Ejecutando los mismos contenidos y con las mismas configuraciones de bluetooth o brillo de pantalla, el iPad Air consume la misma batería que su predecesor.

   En este sentido, no todo son ventajas, puesto que tarda un poco más en recargar su batería. No es nada alarmante y no hace que la experiencia sea peor, en cualquier caso, pero merece la pena comentarlo.

   El iPad Air ofrece un rendimiento gráfico superior al del iPad 4 y es aproximadamente el doble de rápido que su predecesor. Algunos desarrolladores han lanzado aplicaciones y juegos que, supuestamente, aprovechan el nuevo chip, como Infinity Blade III o Call of Duty Strike Team.

   En las pruebas que hemos realizado con estos videojuegos, no hemos notado un salto gráfico entre los dos tablets. Sí que se aprecia un tiempo de carga muy superior en el iPad Air, lo que hace que el uso termine siendo más cómodo. En este sentido, imaginamos que con el tiempo se irán desarrollando videojuegos enfocados totalmente al iPad Air, que no sean compatibles con los anteriores modelos, y que de verdad marquen la diferencia. Todo esto es lo que ha ocurrido con cada nueva generación de tabletas Apple.

   A nivel de especificaciones, la nueva tableta de Apple no ha cambiado mucho más con respecto a la anterior generación, a excepción de la cámara interior para videoconferencias, que ahora ofrece una calidad superior, con menos ruido y mejor iluminación.

UN DISEÑO QUE CONVENCE

   Otro aspecto clave, el primero que llamó la atención y que comentamos en nuestras primeras impresiones, es el diseño. Además de mantener el uso del cristal y el aluminio para su construcción, el iPad Air es un 20 por ciento más fino que el anterior (7,5 milímetros) y un 28 por ciento más ligero (453 gramos) y eso se nota en el uso.

   De esta forma, cansa menos sostenerlo durante largos periodos de tiempo y eso sin duda es una ventaja. Además, es más bonito, con el borde oblicuo cortado con diamante que ya es marca de la casa de todos los dispositivos móviles Apple.

   Por otro lado, también la superficie es menor, a pesar de que se ha mantenido el tamaño de pantalla de 9,7 pulgadas y la resolución de 2.048 por 1.536 píxeles con una densidad de 264 puntos por pantalla. De esta forma, el bisel en torno a la pantalla es más pequeño y la imagen cobra mayor protagonismo. Además, Apple ha incorporado la tecnología inteligente de detección de pulsaciones del iPad mini, para que cuando estamos leyendo un libro no se pasen páginas sin querer porque tocamos el borde de la pantalla.

ACCESORIOS

   No queremos dejar de mencionar que la reducción de grosor y de superficie que ha sufrido el tablet de Apple afectan directamente a su compatibilidad con los accesorios. Para empezar, ya Smart Cover para el anterior iPad ya no encaja ni se pega bien del todo al canto, y por supuesto es mucho mayor. De esta forma, Apple la ha reducido y, además, ha eliminado uno de sus pliegues -como ocurrió con el iPad mini-, pasando de cuatro a tres. Además, tampoco encaja bien en accesorios como teclados inalámbricos en los que hay que encajar la tableta en una ranura, puesto que el tamaño y la forma del borde ya no son los mismos.

CONCLUSIÓN

   La experiencia de uso del iPad Air, evidentemente, no es un salto abismal con respecto al iPad de cuarta generación. No se puede reinventar la rueda constantemente. Sin embargo, es la revisión de diseño más importante del tablet desde que se lanzó por primera vez en 2010. Es mucho más ligero y fino, con menor borde, mayor potencia y mismo rendimiento de batería. Suponemos que este será el diseño que se mantenga en las revisiones de la tableta en los próximos años, así que este puede ser un buen momento para que aquellos que así lo deseen, actualicen su iPad.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Otras noticias de interés