Telefónica arranca un pionero Centro I+D en Latinoamérica

El objetivo principal de esta iniciativa es contribuir y facilitar el desarrollo de nuevos productos y servicios de telefonía para los próximos 20 años, para lo cual trabajará en conjunto con el resto de los centros de I+D de la empresa de telecomunicaciones en el mundo.

Telefónica en Chile, junto a Corfo y la Universidad del Desarrollo, ha presentado el primer Centro de Excelencia Internacional de I+D (Investigación y Desarrollo) de Latinoamérica, enfocado en el Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés).

El IoT se refiere a la capacidad de los objetos de comunicarse entre sí y con las personas, entregando información que se almacena y procesa para generar soluciones a problemas específicos y mejorar la calidad de vida de las personas.

«Queremos enfrentar los desafíos que nos presenta una sociedad cada vez más conectada, para ir mejorando la calidad de vida de las personas en el corto, mediano y largo plazo, entregando las herramientas necesarias para solucionar problemas cotidianos y darle un valor agregado a los objetos a través del Internet de las Cosas», explicó el director ejecutivo del Centro I+D, Hernán Orellana.

- Advertisement -

Para llevar a cabo este proyecto, se invirtieron 24 millones de dólares; un tercio del total fue aportado por Corfo, a lo que se suma la alianza estratégica con la Universidad del Desarrollo, que busca potenciar las capacidades y experiencia de las instituciones para asegurar transferencia tecnológica, excelencia y difusión del conocimiento que salga del Centro I+D, en el que actualmente trabaja un staff de 25 profesionales, pero hacia fin de año se incrementará a 43.

Sobre la implementación y enfoque de este Centro, el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitran, destacó que «nuestro requerimiento es que los modelos que se desarrollen sean abiertos, de plataformas abiertas, interoperables y que el negocio venga más bien en el ámbito de las aplicaciones».

«Si la oferta de valor de los centros de excelencia es la creación de estas plataformas, los modelos de gestión de propiedad intelectual  permitirán a los emprendedores que trabajan con estas plataformas apropiar una parte importante del valor, y que eso les permita también escalar a nivel internacional. Lo que buscamos con este Programa es el mayor impacto, creación de capacidades y una mayor generación de externalidades positivas sobre el sistema nacional de innovación!, añadió.

El vicerrector de Innovación y Desarrollo de la UDD, Daniel Contesse, manifestó que «para nosotros es un privilegio y un gran desafío participar en una iniciativa como ésta, aportando su experiencia en la conexión industria-universidad, su capital humano y su conocimiento en los temas de investigación, innovación y emprendimiento».

Si bien el ‘Internet de las Cosas’ es un concepto relativamente nuevo y muy poco explorado en Chile, a nivel mundial es calificado como la tercera gran ola tecnológica –la primera fue la masificación del computador y la segunda la de internet– y el Centro I+D entrega la posibilidad de trabajar en áreas como Minería, Agricultura y

CIUDADES INTELIGENTES.

En Minería se explorará el llamado ‘Sistema de Operaciones Sustentables’, que se basa en la capacidad de medir, visualizar e interrelacionar variables del proceso propio de la actividad para reducir insumos de agua y energía, mejorando su eficiencia y productividad.

«Por ejemplo estamos trabajando en el proyecto de Smart Metering, en el cual se mide el consumo eléctrico en todas las etapas del proceso para reducirlo considerando aspectos claves», dijo Hernán Orellana, en relación a la iniciativa que se realiza con Minera Amalia.

En cuanto al sector agrícola, se ha avanzado en un proyecto de agricultura de precisión, que integra variables como la medición de humedad, vientos, temperatura y composición geológica de un terreno, realizando un perfil detallado de las condiciones de cultivo y para realizar recomendaciones a los agricultores y que sepan cuál es el cultivo que mejor se desarrollará en la zona estudiada y el rendimiento que podría alcanzar.

Gracias al IoT, toda la información recogida a través Internet en las cosas se podrá revisar en aparatos móviles y en tiempo real para lograr anticiparse a posibles problemas y evitar pérdidas en la producción. Así mismo otra arista en lo relativo a la producción agrícola es lo relativo a la trazabilidad de los productos.

Ciudades Inteligentes o Smart Cities, es la tercera gran área de trabajo del Centro I+D, la que contempla el desarrollo de un proyecto en conjunto con las autoridades de la Subsecretaría de Transportes para realizar un modelo origen-destino de los traslados en la Región Metropolitana.

Una vez que se obtengan los datos, se podrán tomar las medidas necesarias para reducir los tiempos de traslado y mejorar la calidad de vida de las personas.

Según Telefónica, en Chile hay gran interés en estos temas, y el Centro I+D entregará la capacidad para poder desarrollarlos. Se ofrecerán, inicialmente, servicios de plataforma Fiware, un sistema abierto, gratuito y utilizado en Europa para proyectos de Ciudades Inteligentes, como medio para que terceros puedan llevar a cabo sus propias iniciativas, incluyendo la posibilidad de contar con datos públicos.

En el país existen (por ley) muchos datos de dominio público, pero no todos están disponibles. Los llamados Big Data son fundamentales para desarrollar las iniciativas de Smart Cities.

Según Telefónica, el impacto del Internet de las Cosas puede ser significativo en la economía nacional, generando ahorros a través de soluciones de eficiencia energética, de unos 50 a 60 mil millones de dólares en los próximos 20 años.

«Si estamos preocupados por la pérdida sostenida de productividad en nuestra economía, Internet de las Cosas representa una clara oportunidad para ocuparnos en mejorarla», sostuvo Hernán Orellana.

 

www.notimerica.com – INNOVAticias

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés