The Social Shot, un robot que hace chupitos según los gustos de los usuarios en Facebook

Para poder recibir su chupito, los usuarios deben hacer un test de personalidad en la red social. Una vez iniciada la sesión, el robot extrae los datos y vierte los líquidos correspondientes en el vaso, manteniendo las proporciones según las emociones analizadas.

Dime qué te gusta y te diré qué chupito tomas. Así debe de funcionar la configuración de The Social Shot, un robot que hace chupitos según los gustos expresados por los usuarios en Facebook.

   Nina Eberhard, Max Eschenbach, Simon Frambach y Jörn Röder son estudiantes de la universidad alemana de Kessel y ellos han creado The Social Shot. The Social Shot es el nombre que recibe este camarero robótico que utiliza cinco rasgos de la personalidad para hacer cada uno de los cócteles que ofrece: La responsabilidad es el vodka; la amabilidad, el licor de albahaca; la inestabilidad emocional, la granadina; la extroversión, el zumo de limón; y la apertura a nuevas experiencias, el curaçao azul.

   Para poder recibir su chupito, los usuarios deben hacer un test de personalidad en la red social. Una vez iniciada la sesión, el robot extrae los datos y vierte los líquidos correspondientes en el vaso, manteniendo las proporciones según las emociones analizadas. Todo esto se produce gracias a un algoritmo desarrollado en la Universidad de Cambrigde que permite el cálculo de los gustos del usuario y la posterior traducción en el chupito personalizado.

   «Queríamos crear una manera fresca para las personas a visualizar su personalidad», explica Simon Frambach, uno de los diseñadores del equipo de productos, según Business Insider. Una combinación de colores y sabores que no ha sido elegida al azar. «Hemos tenido que cubrir el amplio espectro de la densidad de los líquidos porque el jarabe de granadina es muy pesado, por lo que se hunde hasta el fondo. El vodka es el más ligero, por lo que se pega a la parte superior y, por supuesto, la mayoría de combinaciones debían ser sabrosas, por lo que se añadieron algunas cosas dulces”, añade Frambach.

 

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés