Investigadores quieren crear implantes que permitan mejorar la capacidad de la memoria de las personas

Aunque no se trate, de momento, de un éxito al cien por cien, todavía planean seguir el desarrollo hasta dar con la ecuación final que les brinde la posibilidad de crear un chip que se implante en alguien con pérdidas de memoria y, así, pueda volver a almacenar recuerdos.

Un neurocirujano norteamericano está llevando a cabo una investigación para desarrollar unos implantes que permitan mejorar la capacidad de la memoria de las personas.

Theodore Berger, ingeniero biomédico de la Universidad de Carolina del Sur, es quien se está encargando de la investigación, financiada por la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada del Departamento de Defensa de Estados Unidos (DARPA).

La gente tiende a perder la memoria. Ya sea por el envejecimiento, por una lesión producida por algún accidente o por enfermedades como el Alzheimer, a partir de cierta edad, según el caso, la capacidad de recordar cosas se va reduciendo, queramos o no.

Este investigador lleva casi toda su carrera intentando descubrir cómo las neuronas del hipocampo, la zona del cerebro encargada de la memoria, transforman los recuerdos a corto plazo en recuerdos más largos, que perduran en el tiempo. Berger tiene claro dónde ir a parar con su análisis: quiere llegar a reducir el funcionamiento de las neuronas a una ecuación matemática para desarrollar unos implantes que imiten la manera en la que el cerebro procesa las señales enviadas y recibidas por esas neuronas para mejorar la memoria.

Según explica la web Technology Review del MIT, el Instituto Tecnológico de Massachusetts, el equipo de Berger ha estado analizando los impulsos del hipocampo en ratas mientras estas aprendían a ejecutar una acción. Una vez la tenían aprendida, les impedían recordarlo mediante un procedimiento científico y les implantaban microelectrodos en esa zona del cerebro. ¿El resultado? Las ratas fueron capaces de volver a crear recuerdos.

Tras el primer experimento, la investigación pasó a trabajar con simios, los cuales también dieron buenos resultados. Ahora, las pruebas se están basando en sujetos humanos con epilepsia que ya tenían electrodos implantados en su cerebro. Gracias a esta nueva fase, el equipo ha desarrollado una fórmula con la que es capaz de predecir el 80 por ciento de los patronas que generan las neuronas.

Aunque no se trate, de momento, de un éxito al cien por cien, todavía planean seguir el desarrollo hasta dar con la ecuación final que les brinde la posibilidad de crear un chip que se implante en alguien con pérdidas de memoria y, así, pueda volver a almacenar recuerdos.

 

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés