Actualizar

miércoles, febrero 1, 2023

Cómo conseguir que los móviles sean 100 veces más rápidos

Sea para lo que sea que un usuario utiliza su smartphone u ordenador, hay una demanda generalizada: tiene que ser rápido y durar mucho la batería -y, si es posible, que no se tenga que cargar todos los días, mejor-

Un grupo de investigadores de la Universidad de Utah (Estados Unidos) ha creado un material semiconductor en 2D que es capaz de hacer que los ordenadores o los teléfonos móviles funcionen hasta cien veces más rápido que los actuales al mismo tiempo que consumen menos batería para realizar sus funciones.

   Sea para lo que sea que un usuario utiliza su ‘smartphone’ u ordenador, hay una demanda generalizada: tiene que ser rápido y durar mucho la batería -y, si es posible, que no se tenga que cargar todos los días, mejor-. Dado que, a su vez, también se requiere que dichos aparatos sean capaces de hacer más y mejores cosas, hasta ahora el hecho de mejorar todo lo nombrado era algo complicado, pero el nuevo compuesto abre muchas puertas dentro de estos ámbitos.

   El material en cuestión está formado por una capa 2D de estaño y oxígeno (monóxido de oxígeno, concretamente). Su espesor es del tamaño de un átomo – algo ya visto en el grafeno -, con lo que las cargas eléctricas pueden moverse solo en una capa y no rebotan ni hay fricción, lo que hace que se muevan de mucho más rápido que a través de otros materiales 3D como, por ejemplo, el silicio.

   Par crear un dispositivo electrónico, como han explicado en el portal Phys, se requiere un material semicoductor que permita el movimiento de electrones, con carga negativa, y los «huecos» -la falta de electrones-, con carga positiva, algo de lo que ya dispone el equipo de la Universidad de Utha.

   Los investigadores aseguran que los ordenadores y ‘smartphones’ hechos con este material pueden llegar a ser cien veces más rápidos que los dispositivos conocidos hoy en día. Además, como hay menos fricción al eliminarse el rebote ya nombrado, los componentes de los mismos se calientan menos y se pierde menos energía en el movimiento, con lo que los aparatos no necesitarán tanta batería para funcionar.

   «El campo está en auge actualmente y la gente está muy interesada en él. Por ello, en dos o tres años podremos ver alguna clase de prototipo con estas características», afirma uno de los profesores asociados del equipo, Ashutosh Tiwari, en la revista Advanced Electronic Materials.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés