iMom, un corto sobre robots y maternidad (Vea VIDEO)

Este magnífico corto, de una calidad interpretativa y visual a la altura de las mejores producciones, ha sido dirigido por Ariel Martin y ha recibido múltiples premios.

El mundo cada vez es más complicado. Cada vez tardamos más en acceder al mercado laboral y, una vez que llegamos, cada vez estamos más conectados y tenemos que ser más productivos. No tenemos tiempo para casi nada. De forma paralela, la tecnología avanza. ¿Hasta dónde llegaremos? De eso trata iMom, un sobrecogedor cortometraje de terror y ciencia ficción.

   Este magnífico corto, de una calidad interpretativa y visual a la altura de las mejores producciones, ha sido dirigido por Ariel Martin y ha recibido múltiples premios. Se sitúa en un hipotético futuro en el que la tecnología ha avanzado tanto que las personas ya disponemos en nuestros hogares de robots inteligentes y de apariencia totalmente humana.

   Concretamente, se centra en un producto que está arrasando: iMom, una madre robótica pensada para liberarnos en el día a día de las tareas más duras del cuidado de los hijos (y también de los quehaceres de la casa). Puede bañar a los niños, acostarles y hacer la cena. El corto intercala un anuncio de este robot, con la historia de una familia que cuenta con iMom en casa.

   ¿Llegaremos a esto? Es lo que se pregunta uno al ver iMom. ¿Llegaremos a delegar en la tecnología lo que nos corresponde como seres vivos? Al fin al cabo, ya lo hacemos. Las personas más ajetreadas y que se lo pueden permitir, delegan en otras personas gran parte del cuidado de sus hijos.

   Si pudieras quitarte de cambiar pañales, de preparar la cena o de llevar a los niños al colegio, ¿no lo harías? Y si lo haces con una persona, ¿no lo harías con una máquina? Claro que… ¿te puedes fiar de todo el mundo? ¿Es la tecnología siempre infalible?

   Sin duda, un cortometraje para reflexionar sobre hasta qué punto debemos ceder el control sobre algo tan importante como es la el bienestar y la educación de nuestros hijos y, también, sobre dónde está el límite de lo que podemos delegar en la tecnología.

   Lamentablemente, el corto únicamente está en inglés.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés