Innovador método permite descifrar el ADN por poco más de 90 euros

El anuncio se produjo el pasado lunes en el marco de una conferencia sobre salud celebrada en la ciudad estadounidense de San Francisco

 

   Una empresa especializada en genética ha presentado en Estados Unidos un nuevo secuenciador de ADN capaz de descifrar cualquier genoma humano por un coste de apenas 94 euros (100 dólares). Este avance hace que secuenciar un ADN sea diez veces más barato que hasta ahora.

   El anuncio se produjo el pasado lunes en el marco de una conferencia sobre salud celebrada en la ciudad estadounidense de San Francisco. El responsable es Illumina, empresa líder en el sector de la genética y en la producción de máquinas secuenciadoras de ADN, confirmó el desarrollo de las nuevas NovaSeq 5000 y 6000.

   Desde el nacimiento de las empresas genéticas, el precio por secuenciar el ADN ha caído de manera espectacular. De los 300.000 dólares (unos 283.000 euros) que costaba hace una década, en la actualidad se ha pasado a apenas 1.000 (940 euros). El avance de Illumina puede reducir los costes a la décima parte de los actuales.

   No obstante, aún tendremos que esperar para poder disfrutar de este avance, ya que según declaraciones del ejecutivo de Illumina Francis DeSouza recogidas por Gizmodo, las nuevas secuenciadoras ‘low cost’ no estarán listas hasta dentro de diez años.

   Además, no sólo será más barato secuenciar el ADN, sino también más rápido. Illumina afirma que en este año reducirá el tiempo del proceso. Gracias a estas mejoras, la compañía asegura que el procedimiento será seis veces más rápido.

   La intención de Illumina es acercarnos a la posibilidad de disponer de bases de datos genéticas accesibles incluso para particulares. Richard Gibbs, fundador del Instituto Baylor de Medicina y Genoma Humano, ha declarado en el comunicado publicado por Illumina: «Deseamos generar decenas de miles de genomas para comenzar una traducción genética real».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés