Valcárcel pide priorizar la investigación y la innovación «dentro del avance hacia una Unión Europea de Defensa»

Lo hizo tras registrar una pregunta parlamentaria acerca de la investigación en Defensa. En ella, Valcárcel pide al Consejo de la UE que, a la hora de discutir temas en este ámbito, trate la necesidad de investigar y de innovar como una prioridad.

El vicepresidente del Parlamento Europeo y eurodiputado del Partido Popular, Ramón Luis Valcárcel, afirmó este lunes que «en un mundo en constante cambio, ante el cual se erige un futuro incierto, los avances en investigación y tecnología en las áreas de la Seguridad y la Defensa son de extrema importancia para que la UE pueda lograr una mayor autonomía con respecto de agentes terceros, así como para que pueda proveer a los ciudadanos de la seguridad que demandan».

Lo hizo tras registrar una pregunta parlamentaria acerca de la investigación en Defensa. En ella, Valcárcel pide al Consejo de la UE que, a la hora de discutir temas en este ámbito, trate la necesidad de investigar y de innovar como una prioridad.

Necesidad que es, de hecho, defendida por la Eurocámara. Como recordó el vicepresidente, ya en su Resolución de 22 de noviembre de 2016 sobre la Unión Europea de Defensa, el Pleno subrayó que «la cooperación entre la Unión y la OTAN para propiciar una industria de la defensa y una investigación en el ámbito de la defensa más sólidas y eficientes constituye una prioridad estratégica, y su rápida aplicación es fundamental».

- Advertisement -

A pesar de ser considerada, pues, como una «prioridad estratégica» por el Parlamento, según explicó el eurodiputado del PP, «en sus Conclusiones de 6 de diciembre, el Consejo no profundiza suficientemente en este punto, limitándose a mencionar tan solo una propuesta para intensificar la cooperación a nivel de personal».

Sin embargo, «el desarrollo de una tecnología rentable y de innovación de vanguardia es la principal ventaja estratégica de la UE a la hora de contrarrestar el aumento en gasto militar de otros actores», como afirmó Valcárcel. «Por ello, no se entiende que el Consejo no lo trate como una prioridad al tomar decisiones en materia de Defensa».

Más, si cabe, teniendo en cuenta que «una gran parte de los desarrollos tecnológicos para propósitos de Defensa tienen luego aplicación en el sector civil», explicó, agregando que «del mismo modo, la industria privada genera cada vez más avances que, a su vez, repercuten de manera positiva en nuestra Defensa».

«Si tomamos en consideración que dos de cada tres europeos querrían ver una mayor implicación de la Unión en materias de Seguridad y Defensa -dijo el popular, aludiendo a los datos de la encuesta del Eurobarómetro realizada en abril de 2016-, y que, al mismo tiempo, muchos ciudadanos verían con reticencia un aumento del gasto para estas partidas en un contexto en el que las consecuencias de la crisis continúan sintiéndose, resulta necesario potenciar, por un lado, las sinergias para aprovechar los recursos disponibles; y, por otro, fomentar la innovación».

Y es que, como añadió Valcárcel, «es fundamental seguir desarrollando tecnologías que puedan tener aplicación no solo en el sector de la Defensa, sino también en el sector civil, lo que nos ayudará a mejorar nuestra competitividad en sectores que pueden generar puestos de trabajo de calidad».

En este sentido, el eurodiputado murciano se interesó por saber «si el Consejo planea emprender más acciones a más alto nivel, en aras de, por ejemplo, explorar sinergias en el marco de la Defensa Inteligente, con vistas a asegurar que no se producen duplicidades y, por tanto, a garantizar que los costes se ven reducidos a la vez que aumenta la competitividad». En caso de que el Consejo se plantee llevar a cabo dichas acciones, Valcárcel solicitó además conocer «en qué se concretarían».

Como indicó también el europarlamentario del PP, «la investigación en Defensa importa porque es la llave que nos permite, por un lado, contribuir a la investigación en tecnologías que pueden aplicarse con posterioridad en el sector civil y, por otro lado, conservar nuestra autonomía estratégica y, con ella, nuestra libertad de acción, así como la defensa de nuestros valores en el modo y la forma que elijamos y la preservación de nuestras libertades».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés