Superalimentos para celebrar la Navidad

A la hora de planificar los menús que se servirán cuando se reúna la familia en Nochebuena, Navidad, Nochevieja y para las cenas de empresas, no debemos olvidarnos de darles a los superalimentos el lugar que les corresponde.

No olvides los superalimentos

Durante la temporada navideña comer tanto como acostumbramos puede implicar un problema de salud, por lo que incorporar superalimentos a los platos que se servirán es una excelente idea, para alimentarnos bien sin necesidad de atiborrarse de calorías, azúcares y productos procesados y ultra procesados.

Repletos de vitaminas, minerales, oligoelementos, antioxidantes, fibra y otros nutrientes, los superalimentos son beneficiosos para reforzar el sistema inmunológico, para aumentar los niveles de energía y mantener lejos al estrés, para tener una buena salud dental y para que nuestro sistema digestivo función de forma eficaz y satisfactoria.

Ya sean algunos tipos de carnes (muchos de los cuales ya son habituales de consumir en estas fechas), verduras, frutas, frutos secos, bayas, bebidas lácteas y hasta el chocolate, son superalimentos que podemos aprovechar para preparar de forma sana, con el fin de disfrutar de su importante aporte de nutrientes

Obviamente se deben elegir productos frescos, ecológicos, con certificación de bienestar animal, que se prepararán en recetas caseras, intentando aprovechar al máximo los ingredientes para reducir el desperdicio de alimentos y cocinándolos de forma que sean apetitosos y sanos al mismo tiempo.

Superalimentos para las fiestas

Pavo

Esta es una carne magra, con un importante contenido de proteínas animales, que además aporta una gran cantidad de nutrientes puesto que es rico en niacina, calcio, fósforo, vitaminas del complejo B, potasio y zinc. Además, destaca por su buen sabor y su versatilidad a la hora de preparar una innumerable y variada cantidad de platos, por lo que es ideal para combinar la buena nutrición con una vieja tradición.

Verduras de hojas verdes

Espinacas, lechuga, acelgas, rúcula o escarola, por nombrar algunas de las opciones que hay a nuestra disposición y que se pueden comer crudas o ligeramente cocidas para que no pierdan sus propiedades ni se degraden sus nutrientes. Aportan fibra vegetal, minerales variados, multitud de antioxidantes y ninguna caloría.

Frutos secos

Inevitablemente se relaciona a estas fechas con el consumo de frutos secos, que son excelentes para la salud siempre que se los consuma con moderación, porque son un aporte extra de calorías. Pero las nueces, avellanas, almendras y pistachos son sin duda unos excelentes superalimentos colmados de fitonutrientes de diversos tipos.

Bayas

Los arándanos y los demás frutos rojos, azules y del bosque, como las moras, las grosellas o las frambuesas deben ocupar un lugar preponderante en la preparación de los menús de estas fiestas, puesto que, como superalimentos que son sumarán sus numerosos nutrientes a la dieta de los comensales (flavonoides, vitaminas, minerales y fibra).

Yogurt

Este elemento resulta ideal para preparar aderezos, salsas y agregar a postres y bebidas. Pueden elegirse entre el griego, natural o probiótico (siempre que no contengan azúcar), con la tranquilidad de que este superalimento fermentado resulta un ingrediente vital para promover la buena digestión y una excelente salud intestinal.

Fruta

Las manzanas, las peras y las naranjas tienen que estar presentes en nuestras mesas de alguna manera, ya sea en zumos naturales preparados en casa, en postres, ensaladas o como parte de algún plato especial. Ello permitirá aprovechar su aporte extra de fibra y proteína vegetal, vitamina C, calcio y potasio, entre otros.

Chocolate negro

Si bien es el superalimento antidepresivo por excelencia, el chocolate negro aporta muchos nutrientes, alegra el ánimo y deleita los paladares. Solo hay que asegurarse de que no contenga grandes cantidades de azúcar y que sea de producción ecológica y sostenible.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés