Evo Morales pide disculpas a los homosexuales por sus declaraciones sobre los transgénicos

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha pedido este martes disculpas a los homosexuales si sus palabras sobre el consumo de productos transgénicos se entendieron «mal» y considera que fue «mal interpretado».
Por otra parte, ha reiterado que sus acusaciones sobre el apoyo de una fundación del PP y de «grupos separatistas» a un golpe de Estado contra su Gobierno en 2007 están siendo investigadas por la Justicia de su país.
   En declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, Morales se ha referido a la polémica surgida cuando vinculó alimentos transgénicos con la homosexualidad y ha destacado que su obligación es «informar, educar y orientar», y, por eso, ha subrayado los Estados deben «acabar con los productos transgénicos si fuera necesario por el bien de la salud de la población».
   «En relación con el tema de los homosexuales, nunca me referí y he sido mal interpretado», ha añadido, antes de indicar que «hay homosexuales que trabajan en el Estado, en Palacio» y enfatizar que «todos tenemos los mismos derechos». «A veces nuestros mensajes son tergiversados y, de manera muy sincera y responsable, si se ha entendido mal pido disculpas», ha subrayado.
   Preguntado si tiene pruebas de que una fundación del PP apoyó a los opositores a su gobierno en Bolivia para derrocarle en 2007, Morales ha respondido que él no acusó simplemente se informó de varios medios de comunicación que apuntaban a que el PP mediante una fundación participó en estos actos y precisó que eso no significa que sean todos los españoles. «No son todos los españoles sino grupos seguramente de Europa», ha señalado.
   Seguidamente, ha subrayado que estas informaciones están sujetas a «una investigación en Bolivia», donde la Justicia «descubrió una investigación sobre los grupos separatistas». «No está en manos ni de periodistas, ni del poder ejecutivo», ha apuntado.
   Sobre la reunión que tendrá esta mañana con el juez Baltasar Garzón, ha admitido sentir «admiración» por el magistrado, a quien definió como «una gran personalidad no sólo europea o española sino mundial». A él, según ha dicho, transmitirá su solidaridad. «Los hombres de Justicia preparados para hacer Justicia siempre es malparada en sus países», ha remachado.
   En otro orden de cosas, se ha referido a la situación que atraviesa su país y ha destacado que al llegar al Gobierno redujo su sueldo de «40.000 bolivianos a 15.000», con lo que bajó un 60 por ciento su salario y el de los ministros y parlamentarios mientras que el de los trabajadores, según ha dicho, subió un 40 por ciento.

Por otra parte, ha reiterado que sus acusaciones sobre el apoyo de una fundación del PP y de «grupos separatistas» a un golpe de Estado contra su Gobierno en 2007 están siendo investigadas por la Justicia de su país.

   En declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, Morales se ha referido a la polémica surgida cuando vinculó alimentos transgénicos con la homosexualidad y ha destacado que su obligación es «informar, educar y orientar», y, por eso, ha subrayado los Estados deben «acabar con los productos transgénicos si fuera necesario por el bien de la salud de la población».

   «En relación con el tema de los homosexuales, nunca me referí y he sido mal interpretado», ha añadido, antes de indicar que «hay homosexuales que trabajan en el Estado, en Palacio» y enfatizar que «todos tenemos los mismos derechos». «A veces nuestros mensajes son tergiversados y, de manera muy sincera y responsable, si se ha entendido mal pido disculpas», ha subrayado.

- Advertisement -

   Preguntado si tiene pruebas de que una fundación del PP apoyó a los opositores a su gobierno en Bolivia para derrocarle en 2007, Morales ha respondido que él no acusó simplemente se informó de varios medios de comunicación que apuntaban a que el PP mediante una fundación participó en estos actos y precisó que eso no significa que sean todos los españoles. «No son todos los españoles sino grupos seguramente de Europa», ha señalado.

   Seguidamente, ha subrayado que estas informaciones están sujetas a «una investigación en Bolivia», donde la Justicia «descubrió una investigación sobre los grupos separatistas». «No está en manos ni de periodistas, ni del poder ejecutivo», ha apuntado.

   Sobre la reunión que tendrá esta mañana con el juez Baltasar Garzón, ha admitido sentir «admiración» por el magistrado, a quien definió como «una gran personalidad no sólo europea o española sino mundial». A él, según ha dicho, transmitirá su solidaridad. «Los hombres de Justicia preparados para hacer Justicia siempre es malparada en sus países», ha remachado.

   En otro orden de cosas, se ha referido a la situación que atraviesa su país y ha destacado que al llegar al Gobierno redujo su sueldo de «40.000 bolivianos a 15.000», con lo que bajó un 60 por ciento su salario y el de los ministros y parlamentarios mientras que el de los trabajadores, según ha dicho, subió un 40 por ciento.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés