Actualizar

domingo, marzo 26, 2023

Cambio climático y captura de co2

El Panel Intergubernamental del Cambio Climático, conocido con las siglas IPCC, fue creado en el año 1988 por la Organización Meteorológica Mundial y el Programa Ambiental de las Naciones Unidas. El objetivo del IPCC es evaluar el riesgo del cambio climático originado por las actividades humanas y las vías consensuadas de mitigación, y sus informes se basan en publicaciones científicas contrastadas. Cuenta con el trabajo de más de 2.000 científicos provenientes de 100 países.
En sus informes se afirma que la mayoría del incremento observado en la temperatura media global desde mediados del siglo XX es muy probablemente (90%) debido al incremento observado de  la concentración de gases de efecto invernadero antropogénicos, siendo el más relevante el CO2. Además, el calentamiento del clima es inequívoco, como evidencian las   observaciones del incremento de la temperatura media del aire y del mar, amplia fusión de los glaciares y hielo y la elevación global del nivel del mar.
Las emisiones de CO2 proceden de la utilización energética de los combustibles fósiles principalmente, y su uso para producir energía es una fuente de emisiones muy favorable para reducirlas por su concentración en grandes instalaciones.
Por otro lado, las previsiones de demanda de energía a nivel mundial presentan una inequívoca tendencia al aumento a corto-medio plazo (2050) de prácticamente todas las fuentes. En particular el uso de combustibles fósiles y concretamente el carbón será imprescindible para la generación eléctrica. Entre las alternativas que plantean el IPCC y la Agencia Internacional de la Energía para mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) está la Captura y Almacenamiento de CO2, alternativa de tanto potencial como las otras dos más relevantes, energías renovables y la mejora de la eficiencia energética. Estas dos últimas no serán suficientes para disminuir las emisiones de GEI dadas las expectativas de crecimiento de los países en vías de desarrollo, especialmente los asiáticos.
ELCOGAS en 2010 ha puesto en marcha una planta piloto de captura de CO2 y producción de hidrógeno, convirtiéndose en la primera central GICC del mundo en poder demostrar el potencial de la tecnología de pre-combustión para la captura de CO2.
Los primeros resultados obtenidos indican que la calidad tanto del CO2 como del hidrógeno es superior a lo esperado en diseño alcanzándose respectivamente 99.622% de pureza de CO2 y 99.995% de pureza de hidrógeno, y que los costes asociados son sensiblemente inferiores a los publicados para otras tecnologías.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés