Actualizar

lunes, enero 30, 2023

Informe UE: GEI, ganadería y agricultura

En Europa, algo más del 65% de la tierra agrícola se utiliza para la producción animal. Esto equivale alrededor de 55 millones de hectáreas de tierra cultivable, muchas de las cuales se emplean para producir alimentos para animales.

Informe UE: GEI, ganadería y agricultura. Según el Último informe de la UE sobre alimentación, la agricultura (del tipo intensivo) es responsable del 10,3 % de las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE. Y casi el 70% de estas son causadas por el sector ganadero. Solo en la UE, alrededor del 55% de los cereales se utilizan para piensos y el 4% para la producción de biocombustibles (bioetanol).

Una gran cantidad de tierra de la UE, por lo tanto, está reservada para la producción de animales de granja. Pero como además está impregnada de pesticidas químicos, los sistemas intensivos de cría de animales son una enorme carga medioambientalmente negativa para el planeta. Y una amenaza real a la seguridad alimentaria y la disponibilidad de la tierra.

Afrontar la conexión y sus consecuencias

Y si bien el informe de la Comisión Europea reconoce este punto, no enfatiza suficientemente en lo problemática que resulta esta conexión. Ni sugiere medidas lo suficientemente fuertes para contrarrestar el impacto de la industria. Más bien, se centra en la importancia financiera de la cría de ganado, ya que la carne y los productos lácteos encabezan la lista de exportaciones agrícolas de la UE.Informe UE: GEI, ganadería y agricultura

Por otro lado, a día de hoy el consumo medio europeo per cápita de proteína animal es un 50% superior al de principios de los años 60. Y duplica la media mundial. La evidencia habla por sí misma. Solo se puede construir un sistema alimentario verdaderamente sostenible y eficiente mediante la configuración de entornos alimentarios favorables.

Estos deben priorizar los productos de origen vegetal. Y apostar porque la producción de carne sea más ecológica y no implique ningún sufrimiento. Afortunadamente, algunos aspectos del informe reflejan este concepto, ya que reconoce que un cambio hacia la preferencia por alimentos de origen vegetal mejoraría la seguridad alimentaria. Y además implicaría un impulso a la mitigación del cambio climático. Y generaría importantes beneficios colaterales en términos de salud humana.

En línea con la Dieta de Salud Planetaria EAT-Lancet, Eurogroup for Animals apuesta porque la producción y el consumo de carne, lácteos, pescado y huevos se reduzcan en un 70% para 2030 en la UE/Reino Unido (frente a los datos de 2020). Y que ello se haga de forma paralela al apoyo a las dietas basadas en plantas y a la aplicación de prácticas de cría de animales más éticas.

Animales gestionados éticamente

Es fundamental dejar claro que los animales de pastoreo deben figurar en un futuro alimentario sostenible. Como explora el informe, hay alrededor de 51 millones de hectáreas de pastos permanentes en toda la UE. Por sus características, estos no se pueden cultivar fácilmente y son utilizados exclusivamente para la alimentación de rumiantes.

El mantenimiento de los pastizales permanentes es relevante para aumentar las reservas de carbono del suelo y mejorar la biodiversidad. Porque los animales de pastoreo tienen un papel importante en la nutrición de la tierra. Y, por lo tanto, contribuyendo a la seguridad alimentaria, manteniendo un alto nivel de bienestar animal.

Trabajar con un número reducido de cabezas de ganado también podría ayudar a desarrollar sistemas agrícolas más “circulares”. Ya que los agricultores podrían emplear su estiércol para producir biofertilizantes, por ejemplo. En consecuencia, es vital que se exploren métodos innovadores para trabajar con animales. Aunque a una escala mucho menor y teniendo firmemente en cuenta su bienestar. Informe UE: GEI, ganadería y agricultura.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés