Actualizar

lunes, enero 30, 2023

Dando un respiro al Amazonas…

El pueblo Awajun Wampis ha vivido tradicionalmente en equilibrio con su medio ambiente, practicando la caza, la pesca, la recolección y una horticultura rotativa limitada.

La Fundación Taller de Solidaridad, ONGD promovida por las Siervas de San José, está apoyando la ejecución del proyecto agroforestal: “Fortalecimiento de capacidades para el manejo sostenible de los recursos naturales en comunidades del Alto Marañón – Perú” que está desarrollando la ONG, SAIPE (Servicio Agropecuario para la Investigación y Promoción Económica) con la financiación de la Obra Social La Caixa.

Luchando contra la sobreexplotación del suelo | Apoyo al pueblo Awajun Wampis

El pueblo Awajun Wampis ha vivido tradicionalmente en equilibrio con su medio ambiente, practicando la caza, la pesca, la recolección y una horticultura rotativa limitada. Sin embargo, el crecimiento demográfico, el asentamiento de la población en comunidades y la aparición de nuevas necesidades e intereses económicos, están generando una sobreexplotación de los recursos naturales, particularmente del suelo y los recursos maderables.

Asimismo, los cambios en la educación y la formación de la persona han generado el desarraigo de la niñez y la juventud de su medio ambiente y de su cultura, debido a que la educación escolar los aleja de los procesos de socialización propios y del desarrollo de capacidades, actitudes y valores que le permitan desenvolverse eficientemente en su medio socio – cultural y ecológico, poniendo en peligro los fundamentos de la cultura e identidad indígena Awajun.

El proyecto que tendrá una duración de dos años y que beneficiará a la población de doce comunidades indígenas Awajún y Wampis de la provincia amazónica de Condorcanqui en la región de Amazonas, al norte del Perú, busca hacer un aporte significativo a la recuperación y preservación de los bosques amazónicos a través del desarrollo de capacidades técnicas de reforestación y recuperación de suelos en la familias indígenas, docentes y alumnos de educación básica regular. El equipo ejecutor del proyecto prevé plantar en los dos años, aproximadamente, 25 mil plantas entre especies maderables, frutícolas y arbustos medicinales en parcelas denominadas “multiestratos”.

Wilmer Fernández Ramírez, Director de SAIPE, añade: “El proyecto se ha iniciado durante el primer trimestre de este año y quiere capacitar al equipo ejecutor y planificar las actividades a realizarse en las comunidades durante esta primera fase. Se está preparando también la presentación pública del proyecto a la Sociedad Civil de la Provincia de Condorcanqui y, junto con ello, se está elaborando las fichas técnicas para hacer dos líneas de base, una sobre el manejo de suelos y bosques y otra sobre educación ambiental”.

La novedad del proyecto radica en la articulación a plataformas sociales que le permiten coordinar acciones con otras instituciones y/o proyectos para las comunidades indígenas. En el mes de julio se prevé brindar la capacitación a los y las beneficiarias la misma que terminará con el inicio de la implementación de “parcelas modelo”, tanto de reforestación como de recuperación de suelos para agricultura familiar en las instituciones educativas y las “parcelas multiestrato” que implementarán las familias beneficiarias.

Por su parte, las comunidades indígenas Awajún – Wampis miran con grandes expectativas la ejecución del proyecto ya que, además de aprender técnicas nuevas para hacer menos presión sobre los bosques y mejorar sus suelos para la agricultura, tendrán la oportunidad de articularse a cadenas comerciales con productos como el cacao, plátano y frutas oriundas de la zona. Afirman que el proyecto, en este sentido, va ayudar a mejorar los ingresos de algunas familias a través de la comercialización de los productos que producen sus tierras.

Rafael Veiga, Coordinador de la Fundación Taller de Solidaridad añade:”Debido a que las mujeres tienen un papel fundamental en la gestión de los recursos naturales y en la economía familiar, el proyecto promoverá su participación induciendo cambios paulatinos en la población sobre la percepción del rol de las mujeres y su implicación a nivel comunal y organizativo. Valoramos el gran conocimiento de las mujeres sobre los recursos naturales y su papel clave en la seguridad alimentaria”.

SAIPE: 20 años de experiencia del socio local en la selva peruana

El SAIPE trabaja desde hace 20 años en el Alto Marañón y ha desarrollado una especialización en la promoción del manejo sostenible y la conservación de los recursos naturales, fomentando la participación de la población Awajun y Wampis, en particular de las mujeres, para asegurar el buen vivir (Tajimat Pujut) mediante el manejo sostenible del bosque. El Tajimat Pujut es aquel que es capaz de asegurar las necesidades de la familia, incorpora el conocimiento local y el respeto por los valores culturales con el uso de nuevas técnicas y estrategias de producción y promueve la ayuda mutua, la solidaridad y la preocupación por el bienestar de la comunidad.

Jesús García-Consuegra, Coordinador de Proyectos de la Fundación Taller de Solidaridad añade: “Tras más de 5 años de colaboración con el SAIPE, seguimos convencidos de la importancia de apoyar a esta organización local, por su compromiso en la promoción del desarrollo de las comunidades indígenas locales desde sus valores y cultura”.

La mayor parte del personal del SAIPE son técnicos indígenas que trabajan como capacitadores agroforestales y promotores de Derechos Humanos. Todos los técnicos llevan años trabajando con el SAIPE y son especialistas en su campo de trabajo.

Las cifras:

– Más de 120 familias, 12 comunidades indígenas y 2.200 personas se beneficiarán de este proyecto que prevé plantar en dos años, 25.000 plantas entre especies maderables, frutícolas y arbustos medicinales en parcelas “multiestratos”.
– Se instalarán modelos productivos que disminuirán la presión sobre los servicios ecosistémicos del bosque y suelos que ofrece esta eco-región, a través del mejoramiento de la tecnología del uso de suelos y los recursos forestales.
– La mujer participará activamente en el proyecto porque tiene un papel fundamental en la seguridad alimentaria, la gestión de los recursos naturales y la economía familiar.

http://www.canalsolidario.org/ – ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés