El cambio climático se siente en Ecuador

Los datos fueron proporcionados por el Ministerio del Ambiente (MAE), que a través de la Subsecretaría de Cambio Climático (SCC) ha implementado proyectos dirigidos a sectores específicos identificados como vulnerables

El incremento de 0,8 grados centígrados en la temperatura promedio anual en el periodo 1960-2006 y la reducción de la cubierta de los glaciares en 27,8 por ciento en los últimos 30 años, son algunas de las consecuencias referenciales del cambio climático en Ecuador y que afecta a nivel mundial.

Los datos fueron proporcionados por el Ministerio del Ambiente (MAE), que a través de la Subsecretaría de Cambio Climático (SCC) ha implementado proyectos dirigidos a sectores específicos identificados como vulnerables frente a los impactos del cambio climático a nivel nacional.

 


Los esfuerzos que se hacen


En este sentido, se resaltan actividades de adaptación y mitigación al cambio climático. En el primer aspecto, hay tareas enfocadas a reducir la vulnerabilidad social, económica y ambiental, mientras que con la mitigación se busca incrementar los esfuerzos para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y potencialización de los sumideros.

Según el MAE, las emisiones de GEI de Ecuador son mínimas, sin embargo, hay compromiso por realizar acciones para enfrentar este problema global con el cambio de matriz energética, conservando bosques, reduciendo la deforestación y promoviendo consumo responsable y sostenible.

 


Vulnerabilidad


La fragilidad del país por el cambio climático difiere sustancialmente dependiendo de la región, porque tiene relación directa con la exposición a la amenaza, a la sensibilidad, al clima y a la capacidad de adaptación que se presenta en cada una de éstas.

Así, la Sierra y la Amazonía son más vulnerables a deslizamientos. En la Costa, en cambio, se presentan más inundaciones y subidas del nivel del mar, mientras que la sequía es más frecuente en zonas de la Sierra y la Costa (Análisis preliminar de vulnerabilidad actual del Ecuador frente al cambio climático a nivel cantonal, 2010).

 


Planes


Los proyectos emprendidos por el MAE tienen que ver con la gobernabilidad del agua, es decir, proteger las cuencas hidrográficas existentes en el país; disminuir la vulnerablidad social, económica y ambiental para responder y resistir los impactos a través de acciones, mitigación y concienciación que conduzcan a la lucha contra el cambio climático a nivel mundial; poner énfasis en la seguridad alimentaria; y evitar al máximo la deforestación, degradación de los bosques y, por ende, la reducción de emisiones.

Así como estos ejemplos, hay otros tantos que están siendo analizados y muchos en marcha.

 


Consecuencias latentes


El cambio en el clima a nivel mundial comenzó a notarse con más intensidad aproximadamente desde el 2000, dice Gonzalo Ontaneda, coordinador de estudios e investigaciones meteorológicas del Inamhi. Los patrones atmosféricos climáticos están alterados completamente, cuando menos se espera hay inundaciones o sequías, es decir que hay un desfase en el inicio de las épocas lluviosas, asegura.

Antes el invierno y el verano eran marcados. En la Sierra, por ejemplo, este último iniciaba en octubre y terminaba en diciembre, teniendo dos veranillos de entre 10 y 15 días cada uno, que se presentaban en noviembre y diciembre, y en base a esto se planificaban las siembras, las cosechas y las actividades escolares. Pero ahora hay muchos días con sol en época lluviosa y sólo uno o dos días llueve torrencialmente.

En la última década, la temperatura subió 0.1 grados, lo que es considerable, evidenciando que entre 1870 y 2006 el aumento fue de 0.74 grados, dice Ontaneda.

Efectos
En Ecuador


° Las precipitaciones decrecieron en el noroccidente ecuatoriano, pero cuando ocurren se dan con intensidad y en pocas horas.

 

° Se ha hecho más notorio el incremento de períodos fríos en el noroccidente del país y noches más cálidas en la costa sur.

 

° La región meridional del Oriente muestra incrementos de temperatura, tanto para el día como para la noche.

 

° Por esos desfaces, el agricultor ya no sabe cuándo sembrar.

 

 

 


El Dato
El Inamhi informa que se quiere recuperar costumbres ancestrales, como las albarradas (piscinas o fosas) para recoger agua y que ésta sea usada en la agricultura en periodo de sequía.

 

 http://www.lahora.com.ec/ – PNUMA – ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés