Nuevo material para baterías de coches eléctricos

Un nuevo material diseñado por investigadores japoneses y basado en el carbono reduciría la recarga de las baterías de los coches eléctricos. Por lo que aparentemente podría ser muy eficaz. Además, la tecnología podría aplicarse a nuestros móviles.

El problema japonés

Nuevo material para baterías de coches eléctricos. Un grupo de investigadores japoneses ha desarrollado un método innovador. El mismo permitiría aumentar la capacidad de recarga de las baterías de los coches eléctricos. Los resultados muestran que se podría alcanzar una mayor autonomía. Por lo que elevan la esperanza de poder desarrollar baterías más duraderas. Una tecnología aplicable a otros aparatos electrónicos.

Aparentemente los conductores nunca han sido tan conscientes de la crisis climática como sucede ahora. Por lo que el mercado de los coches eléctricos está en pleno auge a nivel mundial. Sin embargo, aún hay aspectos que no convencen a los compradores. Los costes de los vehículos híbridos y/o eléctricos es uno de ellos. Otro son las baterías y almacenamiento energético.

Pero también lo es la disponibilidad de infraestructuras de recarga. Y la demora de la misma. Por otro lado, tampoco convencen los kilómetros reales de autonomía de las nuevas unidades. Un problema particularmente evidente en Japón. Es uno de los pocos países del mundo donde las ventas de coches eléctricos aún se mantienen en mínimos. Aunque los nipones sí adquieren muchos vehículos híbridos.

A esto se suman los problemas relacionados con la composición de las baterías. Están fabricadas en base a metales raros como el litio, una sustancia que conlleva graves daños al medio ambiente por culpa de su extracción. Y también de índole social. Además, tiene unas vidas útiles no tan largas como a los compradores les gustaría. Y su reciclaje aún es demasiado costoso para ser viable. Nuevo material para baterías de coches eléctricos.

Mejor recarga y más rendimiento

Tratando de dar una respuesta funcional y práctica a todos estos problemas, un equipo japonés puso manos a la obra. Los investigadores del JAIST (Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología de Japón) desarrollaron un material innovador. Con el que han logrado fabricar ánodos (es decir los polos negativos de las baterías). Los mismos permiten la realización de una recarga significativamente más rápida de las baterías.

Dicho ánodo está hecho en base al carbono. Ya que consiste en un polímero sintetizado a partir de materias primas cuyo origen es biológico. Y al que mediante la aplicación de calor se ha conseguido aumentar los contenidos en nitrógeno. El material obtenido será empleado en el diseño de una batería de coche eléctrico que se podría recargar en un cuarto de hora como máximo.

Las pruebas de durabilidad han sido auspiciosas. Se ha comprobado que este polímero de base biológica logra que las baterías conserven casi el 90% de su capacidad inicial. Incluso tras 3000 ciclos a alta velocidad de carga y descarga. Este es un resultado considerablemente más alto que la capacidad de las baterías de iones de litio convencionales.

Los investigadores también descubrieron que, los cambios conseguidos con la aplicación de dicho polímero también influyen positivamente en el rendimiento. En definitiva, que esta innovación puede revolucionar el mundo de las baterías. Y podría tener muchísimas más aplicaciones. Como, por ejemplo, los teléfonos móviles. Nuevo material para baterías de coches eléctricos.

Nuevo material para baterías de coches eléctricos

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés