Actualizar

viernes, febrero 3, 2023

El crecimiento y maduración de los bosques españoles provoca la expansión de las especies de aves, según expertos

Además, el trabajo realizado por investigadores de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes de la Universidad Politécnica de Madrid, de la Universidad de Lérida y del Centro Tecnológico Forestal de Cataluña, señala que estas consecuencias positivas sirven para contrarrestar los efectos negativos de los incendios forestales.

   El equipo ha estudiado los cambios en la distribución de las aves forestales en Cataluña durante las últimas dos décadas del siglo XX y los factores que pudieron haberlos causado. De este modo, han observado que durante siglos, los bosques españoles han estado marcados por una intensa deforestación, sobre todo para su conversión a usos agrícolas o ganaderos y a la explotación no sostenible de sus recursos, con la consiguiente merma en el hábitat disponible para numerosas especies de fauna forestal.

   Sin embargo, los investigadores apuntan que durante las últimas décadas, los cambios socio-económicos han propiciado el abandono de tierras agrícolas y han reducido la dependencia directa de los productos del bosque como sustento de la población. Estos factores, unidos a las políticas de conservación, repoblación y gestión forestal sostenible, se han traducido en un incremento considerable de la superficie boscosa y de la altura, densidad y edad de los árboles de los montes españoles.

   Asimismo, el estudio señala que la gran mayoría de las especies ornitológicas forestales han aumentado sus áreas de distribución, y destaca principalmente las tasas de expansión de los pájaros carpinteros (pico picapinos, pico menor, pito negro), el mosquitero común o el trepador azul.

   Entre los desencandenantes de estas dinámicas se encuentran la mejora en la calidad del hábitat forestal asociada al crecimiento y maduración de los bosques españoles, que ha incrementado los efectivos poblacionales en los principales núcleos de distribución de las especies de aves; los excedentes de población que se han ido dispersando progresivamente, buscando y colonizando las nuevas zonas de bosque adecuadas para sus necesidades vitales.

   Igualmente, el trabajo subraya que los procesos de dispersión, colonización y expansión de las aves se han visto favorecidos por el incremento de la superficie forestal y de la conectividad del bosque, que ha reducido la fragmentación y el aislamiento de las diferentes unidades de hábitat disponibles en el territorio para estas especies.

   Estos cambios «parecen haber contrarrestado» los impactos negativos de los incendios forestales en estas aves a pesar de su notable intensidad y recurrencia en las zonas mediterráneas.

   En este contexto, el estudio concluye que es necesaria una gestión forestal sostenible y activa que evite la excesiva densificación y homogeneización de algunas masas y paisajes forestales, facilitando así la transición del bosque a estructuras más desarrolladas y el establecimiento de una mayor variedad de especies vegetales y animales.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés