Actualizar

miércoles, febrero 8, 2023

Peligro en los mares Báltico y Mediterráneo

Los océanos constituyen, sin duda, el hábitat más extenso de la Tierra, pero también el menos conocido por la ciencia, confirman los resultados parciales del censo marino más grande de la historia mundial: el “Censo de la Vida Marina – pasado, presente y futuro”, en el que trabaja hace diez años una red de alrededor de 2.000 científicos de más de 80 países.

¿Qué le voy a hacer si yo nací en el Mediterráneo?

Casi cerrados en sí mismos por su ubicación, el Mar Báltico y el Mar Mediterráneo evidencian los efectos más devastadores de la actividad humana que haya sufrido mar alguno en el mundo: las más variadas especies de su flora y fauna se hayan en peligro por la pérdida de hábitats, la llegada de numerosas especies migrantes, la sobrepesca, la contaminación y acidificación de las aguas, la elevación de las temperaturas y la merma  del contenido de oxígeno, reporta el informe “¿Qué vive en los mares?”, publicado por la “Public Library of Science” (PLoS ONE).

Más de tres cuartos de las especies que habitan nuestros mares son absolutamente desconocidas – estiman los investigadores. “Tenemos que incrementar más rápidamente nuestro conocimiento sobre la biodiversidad desconocida, pues mucho de ella amenaza con desaparecer incluso antes de que la descubramos”, advierte Patricia Miloslavich, de la venezolana Universidad Simón Bolívar.

Migrantes e integración en el fondo marino

“La diversidad marina ha sufrido pérdidas por causa de la actividad humana que alcanzan hasta un 90 por ciento en algunas especies”, confirma Mark Costello, de la neozelandesa Universidad de Auckland. Entre los hábitats marinos más ricos en diversidad biológica se cuentan las aguas alrededor de Australia y Japón, donde los investigadores hallaron unas 33.000 especies. Más pobres se mostraron las costas de China, el recién siniestrado Golfo de México, el Mar Mediterráneo y especialmente el Mar Báltico – con “sólo” 4.000 especies.

Con el aumento del transporte marítimo cada vez más especies emigran a nuevos hábitats. Mientras las aguas alrededor de Nueva Zelanda, la Antártida, Australia y Sudáfrica son ricas en especies endémicas (que sólo viven en sus mares), en el transitado Mar Báltico apenas queda una especie endémica originaria, el alga marina “fucus radicans”.

En el Mar Mediterráneo vive la mayor cantidad de especies migrantes del mundo: más de 600 especies que representan alrededor del 4 por ciento de todas las especies marinas mediterráneas llegaron hasta allí desde otros mares, especialmente desde el Mar Rojo, a través del Canal de Suez.

Peces: más conocidos, no más comunes

A inicios de octubre, cuando se presenten los informes pendientes de Indonesia, Madagascar y el Mar Arábigo, el catálogo de especies conocidas por los científicos llegará a unas 230.000 entradas. Por cada especie conocida, desde los organismos unicelulares hasta los tiburones o la ballena azul, los científicos  estiman que podrían existir otras cuatro por descubrir, sobre todo organismos más pequeños e inabarcables como los caracoles, gusanos, moluscos, algas, bacterias, virus.

Los peces son los organismos más conocidos de los mares, pero sólo representan el 12 por ciento (unas 21.800) de las 230.000 especies que comparten este hábitat, o sea, literalmente una minoría. La mayoría la integran los crustáceos (gambas, langostas, camarones, bellotas de mar) y los moluscos (sepias, almejas y caracoles) – que agrupan el 19 y 17 por ciento de las especies respectivamente. Especialmente poco estudiadas permanecen las aguas del trópico y en general las aguas del sur y los mares más profundos.

http://www.dw-world.de/

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés