Worldwatch Institute (WWI) apuesta por las ciudades sostenibles

Estos son dos de los ejes incluidos en el informe El estado del mundo 2016. La aceleración de la transición hacia las ciudades sostenibles del WWI, que ha presentado este martes Gary Gardner en el Palau Macaya de Barcelona, en unas jornadas organizadas con The Club of Rome y Obra Social La Caixa.

El director de publicaciones del instituto Worldwatch Institute (WWI), Gary Gardner, ha defendido este martes integrar la naturaleza en las urbes con corredores de biodiversidad, zonas verdes y parques, y reducir el vehículo privado en favor del transporte público y el uso de la bicicleta con el fin de crear «ciudades sostenibles».

Estos son dos de los ejes incluidos en el informe ‘El estado del mundo 2016. La aceleración de la transición hacia las ciudades sostenibles’ del WWI, que ha presentado este martes Gary Gardner en el Palau Macaya de Barcelona, en unas jornadas organizadas con The Club of Rome y Obra Social La Caixa.

Ha planteado el modelo de ciudad sostenible ante la «urbanización» mundial, ya que la población de las ciudades pasará de ser el 54% actual a suponer el 70% en 2050; y las urbes aglutinan entre el 60% y el 80% del consumo energético y gastan tres cuartas partes de los recursos naturales, generando muchos residuos y contaminación.

- Advertisement -

TENER UN PARQUE A 100 METROS

Según los indicadores de Beatley, que ha suscrito Gardner, una bioinfraestructura es aquella en la que el 100% de la población vive a 100 metros de un parque o una zona verde; el 10% de la zona urbana se encuentra en estado salvaje o semisalvaje, y hay un jardín comunitario por cada 2.500 habitantes, entre otros.

El informe apuesta por «domesticar» el uso del automóvil creando ecosenderos y áreas de no circulación, como ha hecho Milán (Italia); restringir la circulación por matrículas; cerrar el tráfico en algunas calles el fin de semana; apostar por el transporte compartido, y desplazarse más en bicicleta o bien a pie.

REDUCIR EL GASTO ENERGÉTICO

Otro de los principios recogidos en el informe es la reducción del gasto energético y de los materiales por parte de los países ricos para «dejar un lugar medioambiental» a los emergentes, cuya población crecerá mucho en los próximos años, con el consiguiente incremento de las necesidades energéticas.

Así, aboga por implantar la economía circular y apostar por las energías renovables y la eficiencia energética; por ejemplo, Los Ángeles sustituyó el alumbrado de túneles por ‘leds’ y consiguió reducir el 63% del gasto, lo que significa 47.000 toneladas de carbono, he ejemplificado Gardner.

MÁS RECICLAJE Y EFICIENCIA

También ve «insuficiente» las políticas de reciclaje de las ciudades y se muestra a favor de imponer tasas para fomentarlo: un ciudadano de Nueva York genera 1,49 toneladas de residuos, y un londinense 0,32 toneladas debido al impuesto sobre los residuos.
Para WWI, una ciudad sostenible es aquella que tiene un «gobierno participativo» en el que los barrios tienen una voz fuerte en los procesos de toma de decisiones, los cuales deben ser transparentes.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés