El balón intragástrico mejoran en las enfermedades asociadas a la obesidad

Esta reducción del riesgo de aparición de otras patologías asociadas a la obesidad se debe a la pérdida de peso obtenida del uso de este dispositivo cuya cifra asciende a una media de 18 kilos

El 45 por ciento las personas que sufren obesidad y se someten al tratamiento del balón intragástrico mejoran en la evolución de las enfermedades asociadas a su patología. Además, el 44 por ciento logra resolver las comorbilidades derivadas.

   Esta reducción del riesgo de aparición de otras patologías asociadas a la obesidad se debe a la pérdida de peso obtenida del uso de este dispositivo cuya cifra asciende a una media de 18 kilos, lo que supone una pérdida de entre el 18 y el 50 por ciento del exceso de peso.

   Concretamente, el tratamiento consiste en un balón esférico de silicona resistente al ácido gástrico, de superficie lisa para disminuir la erosión de la mucosa gástrica, que se rellena con suero fisiológico y posee una válvula radiopaca que permite una fácil localización radiológica. Asimismo, el procedimiento suele ser realizado ambulatoriamente, en la sala de endoscopia, bajo sedación y sin necesidad de intubación.

- Advertisement -

   En España, dos de cada tres hombres tienen sobrepeso y una de cada seis personas padece obesidad. Cifras alarmantes que sitúan al país a la cabeza de Europa y que preocupan por las significativas consecuencias que pueden acarrear sobre la salud. Este exceso de peso puede conllevar importantes trastornos en la salud como, por ejemplo, la artrosis, la diabetes, el colesterol o las alteraciones de la circulación.

   En su abordaje existen diferentes estrategias entre las que destacan los procedimientos endoscópicos debido a su carácter poco invasivo. Actualmente, el balón intragástrico es la alternativa más empleada en aquellos pacientes con obesidad moderada-severa.

LA ACTITUD DEL PACIENTE EL «CLAVE» EN EL ÉXITO DEL TRATAMIENTO

   Según asegura el director del Servicio de Digestivo de la Clínica Universidad de Navarra y Presidente electo de la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD), Miguel Muñoz-Navas, en la mayor parte de los pacientes obesos la pérdida de peso está relacionada con el índice de masa corporal inicial, su grado de motivación y el seguimiento a las recomendaciones dadas por el servicio de dietética.

   Por ello, es de suma importancia la actitud que mantenga el enfermo para conseguir el éxito de esta técnica, así como para mantener el peso tras la extracción del balón. «El paciente debe seguir estrictamente las directrices del endocrinólogo y dietólogo durante el periodo en el que el balón está colocado. Asimismo, después de la extracción del balón los pacientes tienen que seguir cuidándose para no recuperar el exceso de peso anterior», explica Muñoz-Navas.

   A pesar de que no existen estudios evolutivos que valoren la eficacia a largo plazo de su implantación, se ha observado que tras la extracción del balón la mayoría de los pacientes mantienen el peso perdido y algunos continúan perdiendo peso.

   Asimismo, el globo intragástrico, según apunta este experto, es una gran oportunidad para educar a los pacientes a seguir una dieta y hábitos más saludables. «Durante el periodo de seis meses en el que el balón intragástrico está implantado, éste envía al cerebro una señal de saciedad precoz, provocando un cambio en la dieta alimenticia», añade.

   Este tratamiento está también indicado en pacientes con obesidad mórbida como un paso previo para la realización de cirugía en el tratamiento de la enfermedad. En este sentido, Muñoz-Navas asegura que los casi «veinte kilos» que se pierden con esta técnica son «claves» para reducir los riesgos de la operación y tolerar «mejor» el acto quirúrgico.

   Por otra parte, y en relación al perfil de seguridad, los expertos, tanto endoscopistas como personal de enfermería, califican esta técnica como «segura y sencilla», ya que la tasa global de media de complicaciones descritas oscila entre el 2,8 y el 40 por ciento. Además, las molestias clínicas más habituales relacionadas con la colocación del balón son la presencia de náuseas, vómitos y dolor epigástrico durante los primeros días.

SEMANA DE LAS ENFERMEDADES DIGESTIVAS Y SEPD

   Desde este sábado, día 2 de junio, hasta el próximo martes, día 5, la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD) celebra en el Palacio de Congresos Euskalduna Jauregia de Bilbao el LXXI Congreso Nacional de la SEPD en el marco de la VII Semana de las Enfermedades Digestivas (SED 2012).

   Durante las jornadas, tendrá lugar el ‘Curso práctico de avances en Endoscopia, Ecoendoscopia y Ecografía Digestivas’, en el que expertos nacionales e internacionales revisarán lo último en técnicas de eco-endoscopia, ecografía y endoscopia digestiva, y cuya conferencia de clausura se centrará en los ‘Tratamientos Endoscópicos de la obesidad’.

innovaticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés