Acuerdo con la ESA. Alumnos españoles podrán usar cinco telescopios con fines educativos

Estudiantes de secundaria y universitarios españoles podrán usar, con fines educativos, cinco telescopios de la Agencia Espacial Europea (ESA), del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) y de la empresa pública Ingeniería y Servicios Aeroespaciales (INSA), tras un acuerdo entre estos tres organismos.

Según ha explicado la ESA, la iniciativa constituye el proyecto Cooperación a través de la Educación en Ciencia y Astronomía Espacial (CESAR, en sus siglas en inglés), que esta semana han firmado el director de Ciencia de la agencia espacial, Álvaro Giménez, el director general del INTA, Jaime Denís, y el vicepresidente ejecutivo de INSA, Miguel Lens, en el Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC) en la localidad madrileña de Villanueva de la Cañada.

   Tras este acuerdo, los alumnos españoles podrán usar la antena de seguimiento de satélites de 15 metros de diámetro VIL-1, la primera que la agencia espacial instaló en España. Actualmente, ya no opera como antena de seguimiento, pero tiene una gran utilidad como radiotelescopio con fines educativos.

   Además de VIL-1, ESAC albergará también los dos telescopios solares del proyecto CESAR, así como el centro de control de todos los equipos, ha apuntado la ESA.

   Del mismo modo, el proyecto incluye dos telescopios ópticos que detectan el mismo tipo de luz que ve el ojo humano. Estos están en la estación de la NASA en Robledo de Chavela (Madrid); y en Cebreros (Ávila), en la estación de espacio profundo de la ESA (Cebreros es una de las tres antenas de que dispone la ESA en todo el mundo para comunicarse y controlar sus misiones interplanetarias y telescopios espaciales más alejados de la Tierra).

   Todos los telescopios son robóticos, lo que permitirá a los alumnos controlarlos desde sus aulas gracias al software desarrollado por los científicos e ingenieros del proyecto CESAR. Junto con sus tutores los estudiantes podrán llevar a cabo observaciones astronómicas nocturnas y solares, y descargarse los datos correspondientes.

   Pero el proyecto tiene además una vertiente tecnológica y científica, puesto que CESAR también prevé colaboraciones en las que grupos de alumnos desarrollen nuevos o mejores programas de control de los instrumentos y, además, los instrumentos de CESAR permiten observaciones científicas de interés, ha explicado la agencia espacial.

   Durante el acto de la firma del convenio, Giménez ha señalado que «este proyecto nace con un gran potencial ya que integra el saber educativo y científico de las tres instituciones que lo componen». «Es de gran interés, por ejemplo, que el centro de control de CESAR se localice en ESAC, el centro de ciencia de la ESA, ya que esto permitirá una gran sinergia con los astrónomos e ingenieros que aquí trabajan», ha añadido.

 

INNOVAticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés