El nuevo iPad llega ha China sin colas ni incidentes

Las tranquilas y ordenadas esperas registradas en Shanghai y Pekín fueron una sorpresa para muchos de los fans de Apple en China, acostumbrados a estar de pie toda la noche en largas colas llenas de revendedores

Apple ha organizado en China una presentación más discreta de lo esperado para su último modelo de iPad. El nuevo lanzamiento ha tenido una acogida más modesta y libre de las escenas caóticas que se vivieron en la anterior presentación de iPad en su mercado más prometedor.

   Las tranquilas y ordenadas esperas registradas en Shanghai y Pekín fueron una sorpresa para muchos de los fans de Apple en China, acostumbrados a estar de pie toda la noche en largas colas llenas de revendedores, esperando para tener en sus manos el último producto.

   «Estoy muy sorprendido de que no haya cola. Pensé que iba ser una cola muy larga, así que me acerqué un poco más temprano a recogerlo», dijo un trabajador de TI, Sun Xufei, que fue el primero en la línea de un pequeña cola de alrededor de 20 personas que esperaban fuera de la tienda de Apple en Shanghai.

   El lanzamiento del último iPad, que cuenta con una pantalla más nítida y mejor cámara que las versiones anteriores del popular tablet, se produce semanas después de que Apple pagara 60 millones de dólares a una empresa con sede en Shenzhen para resolver una demanda de la marca sobre el nombre iPad.

   Apple ha adoptado un sistema de reservas online que le permita controlar el flujo de personas que llegan a sus tiendas para evitar que se repitan escenas como la del lanzamiento del iPhone 4S en enero, cuando una de sus tiendas más populares en Pekín sufrió ataques y acabó con disturbios.

   «Mi amigo vino aquí el año pasado y estuvo en la cola durante todo el día. Así que creo que el nuevo proceso es mucho mejor», dijo Wang Yue, de 26 años, que esperaba fuera de la tienda de Lujiazui, en Shanghai.

   Apple tiene dos tiendas en Pekín, tres en Shanghai, una en Hong Kong y una red de distribuidores autorizados. Funcionarios del gobierno chino han indicado que la compañía está tratando de abrir dos tiendas más en las ciudades de Chengdu y Shenzhen.

   La demanda de los productos de Apple es tan alta que muchos optan por comprar a revendedores no autorizados que trafican con productos de contrabando o de tiendas online que venden importaciones de forma paralela. Cualquiér espabilado fanático de Apple puede comprar una, ya que están disponibles y se encuentran fácilmente en los centros comerciales de electrónica de China.

   China es un área clave de crecimiento para Apple, y su presidente ejecutivo, Tim Cook, ha dicho muchas veces que la empresa sólo ha «arañado la superficie en la región». Las ventas en la Gran China (China continental, Hong Kong y Taiwán) se han triplicado hasta alcanzar cerca de los 8 mil millones de dólares en el segundo trimestre, finalizado el 31 de marzo.

innovaticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés