Un nuevo método data objetos de arte históricos a partir de la dendrocronología

Como la estructura de los anillos de madera es característica de cada zona geográfica, de cada especie y de cada periodo de tiempo

La dendrocronología estudia los anillos de crecimiento de la madera de árboles y arbustos. Sus aplicaciones son múltiples y abarcan la climatología, geomorfología, ecología, dinamismo glaciar, desertificación o el estudio del cambio climático.

Como la estructura de los anillos de madera es característica de cada zona geográfica, de cada especie y de cada periodo de tiempo, una posible aplicación de la dendrocronología es la datación de piezas históricas, objetos de arte o monumentos.

Los investigadores José Miguel González, del Museo de Cáceres, y Javier Cuenca y Daniel Patón, del Área de Ecología de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Extremadura (UEx), han desarrollado una serie dendrocronológica de 485 años construida con más de 200 pinos silvestres (Pinus sylvestris L.) de la cara sur de la sierra de Gredos y con 112 objetos históricos de madera construidos con la misma especie.

Según los científicos, ambos tipos de muestra se solapan en un periodo temporal de 106 años por lo que las piezas históricas pueden ser perfectamente datadas. Las maderas históricas proceden del Palacio de Carvajal (Cáceres), Palacio de las Veletas (Cáceres) y el Museo Pérez Comendador (Plasencia), entre otros.

Pinos de la cara sur de Gredos

Los resultados demuestran que gran parte de la madera utilizada en la construcción de edificios históricos de Cáceres procedía de la cara sur de Gredos, que es la zona más cercana de pino silvestre.

Esta especie se caracteriza por ocupar una franja altitudinal que actualmente supera los 1.200 metros sobre el nivel del mar, pero que en el pasado debió ser menor. El lado sur de Gredos surtía de esta especie caracterizada por sus troncos rectos, largos y de madera compacta, ideal para la elaboración de vigas, al no haber en Extremadura especies con estas características para la construcción.

Los autores han podido datar decenas de objetos históricos y piezas arqueológicas de madera de esta especie con una precisión anual. «Las aplicaciones futuras de la serie dendrocronológica se orientarán no solo a la datación sino también hacia el estudio del cambio climático en Extremadura», aseguran los investigadores. Parte de los resultados de la investigación se encuentran en revisión en revistas internacionales ISI.

SincECOticias.cominnovaticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés