Google insta a acabar con la demanda contra su biblioteca digital

La petición de la empresa llega después de que un juez federal rechazara en marzo de 2011 un acuerdo genérico de 125 millones de dólares (101 millones de euros) para un caso iniciado hace ya siete años

Google ha retomado la ofensiva contra miles de autores que afirman que copió sus obras sin permiso, y ha instado a la desestimación de una demanda colectiva relacionada con su ambicioso plan de construir la biblioteca digital más grande del mundo.

   La petición de la empresa llega después de que un juez federal rechazara en marzo de 2011 un acuerdo genérico de 125 millones de dólares (101 millones de euros) para un caso iniciado hace ya siete años. Las conversaciones posteriores para reavivar el acuerdo se derrumbaron.

   Google ha escaneado más de 15 millones de libros desde que llegó a un acuerdo en 2004 con grandes bibliotecas de investigación, que incluyen las de las universidades de California y Michigan, para digitalizar obras actuales y descatalogadas para Google Libros.

- Advertisement -

   Mientras que Google tenía previsto ofrecer sólo fragmentos en Internet para cumplir con las leyes de derechos de autor que regulan el uso adecuado, el Sindicato de Autores y Grupos que representan a fotógrafos y artistas gráficos afirmaron que suponía una «infracción masiva de copyright».

   En un documento presentado ante un tribunal de Manhattan, Google ha dicho que los autores no han sufrido daños económico por el escaneo y muestra de sus obras, así como de la creación del índice en que se pueden encontrar.

   La compañía ha asegurado que los autores también se benefician porque su base de datos ayuda a la gente a encontrar y comprar sus libros, y que existe un «beneficio público significativo» en el hecho de facilitar el acceso a información que de otra manera no se encuentra.

   «Google Libros crea enormes beneficios sin reducir el valor del trabajo de los autores», aseguran desde la compañía. «(Google Libros) pasa, por lo tanto, la prueba definitiva de uso justo».

   El abogado de El Gremio de Autores, Michael Boni, cuyo presidente es el escritor y abogado Scott Turow, pidió a la corte el pasado viernes la concesión de sentencia sumaria a favor de su cliente. El abogado ha dicho que su archivo no es público porque se refiere a documentos confidenciales de Google.

   Al rechazar el acuerdo de 125 millones de dólares, el juez Denny Chin afirmó que este iba demasiado lejos, ya que daba a Google el «monopolio de facto» para copiar los libros sin permiso, lo cual ha servido para «afianzar aún más» su poder de mercado en las búsquedas en línea.

   Entre las bibliotecas cuyas obras han sido escaneadas están las de la Universidad de Harvard, la Universidad de Oxford, la Universidad de Stanford, la Universidad de California, la Universidad de Michigan, y la New York Public Library.

   Amazon y Microsoft han sido algunas de las compañías que se unieron para alcanzar un acuerdo antimonopolio.

   Chin comenzó a supervisar el caso de Google como juez de primera instancia y mantiene la competencia después de que fuera ascendido en 2010 a la corte federal de apelaciones en Nueva York.

   El juez concedió estatus de demanda colectiva a los autores el pasado mes de mayo y dijo que los grupos que representan a los fotógrafos y artistas gráficos también podían demandar. Entre los demandantes individuales en el caso se encuentra el lanzador de béisbol Jim Bouton, autor de Bola Cuatro.

innovaticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés