Potencian la actividad investigadora de la Universidad de Valladolid

En concreto, se desarrollarán trabajos relacionados con programas de salud pública y farmacovigilancia

El Consejo de Gobierno ha aprobado subvenciones por un importe total de 510.000 euros para financiar la actividad investigadora de la Universidad de Valladolid. Por un lado, se destinarán 420.000 euros para investigaciones relacionadas con programas de salud pública y, por otro lado, 90.000 euros para investigaciones relacionadas con la farmacovigilancia.

En concreto, se desarrollarán acciones a través del programa del Consejo Genético en cáncer hereditario de mama, ovario y colorrectal. La Universidad realiza estudios genéticos sobre las muestras que le son remitidas desde las Unidades de Consejo Genético de Burgos (Complejo Asistencial de Burgos) y de Valladolid (Hospital Río Hortega). Así, las personas con predisposición a padecer estas enfermedades están vigiladas y, en caso de que los resultados sean positivos, se ofrece a los ciudadanos un asesoramiento y una asistencia sanitaria rápida y eficaz. En 2011 se beneficiaron de este programa 677 personas en la comunidad.

En segundo lugar, ambas instituciones colaboran en el programa de detección precoz de enfermedades congénitas. Este programa permite la realización de estudios genéticos sobre las muestras de todos los niños recién nacidos de Castilla y León. El objetivo es la detección precoz de determinadas enfermedades congénitas como hipotiroidismo, fenilcetonuria, fibrosis quística e hiperplasia suprarrenal. Al igual que en el caso anterior, si las muestras analizadas por la Universidad resultan positivas, ésta las remite a los responsables sanitarios para que se ponga en marcha el tratamiento más adecuado de forma inmediata. El año pasado se realizaron 19.584 estudios.

- Advertisement -

Por último, está el programa de medición de parámetros físico-químicos ambientales a través del cual la Universidad de Valladolid evalúa, procesa y actualiza la información sobre los valores ambientales electromagnéticos e industriales presentes en las mayores poblaciones de Castilla y León, lo que ofrece valiosa información sanitaria al Sistema Regional de Salud.

Finalmente, la Universidad de Valladolid identifica, cuantifica y analiza los riesgos potenciales que los pacientes tienen de padecer reacciones adversas a los medicamentos que se comercializan en la región incrementando, de este modo, la seguridad de los mismos. Esta actividad se realiza a través del Instituto de Farmacoepidemiología de la institución docente, único centro acreditado como Centro Regional de Farmacovigilancia en Castilla y León, según la información de la Administración regional recogida por DiCYT.

SincECOticias.cominnovaticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés