Una nueva vacuna contra la tuberculosis se prueba por primera vez con éxito en cabras

Los estudios del Centre de Recerca en Sanitat Animal (CReSA) han demostrado que las cabras vacunadas con BCG y que posteriormente son inoculadas con la nueva vacuna AdAg85A (que expresa una proteína de Mycobacterium tuberculosis)

Actualmente, y desde hace casi 100 años, la única vacuna comercializada en todo el mundo contra la tuberculosis es la BCG (Bacilo de Calmette-Guérin, cepa atenuada de Mycobacterium bovis) pero su eficacia es limitada y numerosos grupos de investigación trabajan con la finalidad de encontrar una vacuna universal que la sustituya o refuerce su eficacia.

Los estudios del Centre de Recerca en Sanitat Animal (CReSA) han demostrado que las cabras vacunadas con BCG y que posteriormente son inoculadas con la nueva vacuna AdAg85A (que expresa una proteína de Mycobacterium tuberculosis) presentan una mayor protección frente a la tuberculosis que las vacunadas solo con BCG. En concreto, la nueva vacuna refuerza la respuesta del sistema inmune (el denominado efecto booster) frente a la infección tuberculosa, disminuyendo las lesiones, el número de bacterias y su replicación, y reduciendo la diseminación intrapulmonar y extrapulmonar de la infección.

La cabra doméstica, modelo para vacunas

Hasta el momento, la vacuna se había testado solamente en rata y cobaya. Estos modelos han sido los más utilizados en la investigación de nuevos tratamientos o vacunas frente a la tuberculosis, pero tienen como inconveniente que no reproducen las lesiones características de la tuberculosis en humanos y finalmente mueren, debido a una rápida progresión de la infección en lugar de reproducir un proceso crónico, como sucede en humanos o en grandes mamíferos. Por esta razón, es necesario el uso de un modelo de animal grande, de manera que se reproduzca mejor lo que sucede en el ser humano.

Pese a que recientemente se habían realizado estudios similares empleando el modelo bovino, también hospedador natural de tuberculosis, sus principales inconvenientes eran su difícil manejo y el elevado coste de investigación.

En este sentido, y por primera vez en el mundo, los investigadores del CReSA han utilizado la cabra doméstica como modelo experimental. La cabra es un hospedador natural de tuberculosis y reproduce con elevada similitud las características patológicas y la respuesta inmunológica a la infección tuberculosa activa en humanos.

Un estudio con repercusión en sanidad animal

Aparte de las importantes implicaciones que el estudio tiene en salud pública, estos resultados demuestran que la vacunación puede ser una opción eficaz para el control de la tuberculosis en el ganado caprino, enfermedad endémica en nuestro país y en muchos otros, y que causa pérdidas económicas en el sector ganadero. A su vez, también supone un riesgo de infección para las personas que están en contacto con los animales (ganaderos, veterinarios, etc.). Actualmente en Europa no se vacuna con BCG ya que no es una vacuna demasiado eficaz y además puede interferir en el diagnóstico. Por ello, es necesario investigar nuevas estrategias vacunales.

El experimento, diseñado por Bernat Pérez de Val (investigador del CReSA) y Mariano Domingo (investigador del CReSA y profesor del Departament d’Anatomia i Sanitat Animals de la Universitat Autònoma de Barcelona, UAB), se ha realizado en la Unidad de Biocontención de nivel 3 de seguridad del CReSA. La concepción del estudio y la discusión de resultados se ha realizado con la estrecha colaboración de investigadores de elevado prestigio internacional de Animal Health and Veterinary Laboratories Agency (Reino Unido) y McMaster University (Canadá). Los estudios de Tomografía Axial Computerizada (TAC) para estudiar el grado de patología para inspección visual se han realizado en el Centro Médico Teknon (Barcelona).

SincECOticias.cominnovaticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés