Una compañía española busca socios para lanzar un satélite de uso militar

En 2014, los dos socios que acordaron lanzar el satélite Hisnorsat «se volverán a sentar y tomarán una decisión»

La compañía española Hisdesat tratará de sumar antes de 2014 nuevos socios al proyecto para lanzar el satélite de comunicaciones militares seguras paralizado recientemente por los Ministerios de Defensa de España y Noruega, que dentro de dos años podrían revisar su decisión.

   Según ha explicado a Europa Press el consejero delegado de Hisdesat, Miguel Angel Panduro, la decisión de los Gobiernos español y noruego ha «abierto dos años» en los que la empresa va a «trabajar para poder incorporar nuevos clientes al futuro satélite» que faciliten su lanzamiento.

   En 2014, los dos socios que acordaron lanzar el satélite Hisnorsat «se volverán a sentar y tomarán una decisión» sobre el futuro del proyecto, al que la compañía quiere sumar «otros países», como Estados Unidos y otros aliados de la OTAN, según ha señalado Panduro.

   España y Noruega anunciaron el pasado septiembre su decisión de suspender el proyecto –que habría requerido una inversión de 300 millones de euros– debido a la situación de crisis económica, que les obliga a priorizar proyectos, aunque expresaron su voluntad de seguir cooperando hasta finales de 2014.

«NO ERA UN PROBLEMA DE FINANCIACIÓN, SINO DE PRIORIDADES»

   El consejero delegado asegura que fue una decisión –de la que Hisdesat simplemente «toma nota»— adoptada «de forma conjunta», pero que no respondía a «un problema de financiación», ya que estaba «asegurada por ambas partes», sino a la necesidad de «revisar las prioridades» y los programas de inversión.

   De hecho, recuerda que en noviembre de 2011 se aprobó un crédito de 152 millones de euros a la empresa para el desarrollo del proyecto, que finalmente no llegó a hacerse efectivo porque estaban a la espera de tomar una decisión sobre el proveedor que fabricaría el satélite.

   El nuevo satélite se habría sumado a los dos que ya están en órbita y con los que Hisdesat proporciona servicios de comunicaciones seguras al Ministerio de Defensa. En concreto, iría a ocupar la posición orbital del Xtar-Eur (en 29º este), que se desplazaría a otra posición, pero cuya vida útil acabará en 2020.

   De esta manera, si no se lanza otro satélite en un plazo de «tres años», se perdería una posición estratégica con la que se ofrece una cobertura desde Brasil hasta Indonesia, incluyendo Europa, Africa, Oriente Medio y gran parte de Asia.

   El otro satélite, SpainSat, está en posición orbital 30º oeste y permite una cobertura simultánea de la mayor parte de Europa, norte de Africa y algunas zonas de Oriente Medio, mientras que en el otro lado del Atlántico cubre Sudamérica, Centroamérica y gran parte de Norteamérica.

   En cualquier caso, Panduro ha reconocido que no hubiera sido «responsable» continuar con el proyecto en la situación actual de restricciones presupuestaria, que «no es sólo un caso español» y que afecta al sector espacial como al resto de sectores.

   No obstante, ha asegurado que a Hisdesat las restricciones presupuestarias le han afectado «fundamentalmente» en el proyecto Hisnorsat, entre otras cosas porque su «aportación» al Ministerio de Defensa es en «un área crítica, el del mando y control y comunicaciones militares, que es uno de los troncs fundamentales para las operaciones».

EL SATÉLITE PAZ, EN ÓRBITA EN 2013

   Así, sigue adelante el proyecto de lanzar el satélite PAZ de observación de la tierra, que será puesto en órbita «a finales de 2013», según ha explicado Panduro. Aunque en un principio se dijo que se lanzaría a finales de 2012, el consejero delegado de Hisdesat asegura que puede hablarse de «un éxito desde el punto de vista del calendario», porque «es un sistema muy complejo que se ha desarrollado íntegramente en España».

  «Que seamos capaces de ponerlo en órbita en 2013 es un reto que demuestra que tanto el Ministerio de Defensa como responsable de gestionar programas como la industria de Defensa y Seguridad española es capaz de cumplir sus retos», ha insistido Panduro.

   Según ha explicado, el satélite PAZ estará operativo «en el primer semestre de 2014». De esta manera, «podría estar» disponible para el repliegue final de Afganistán, previsto por España, y el resto de los aliados de la OTAN, para ese año.

   En concreto, este satélite, que cuenta con tecnología radar, proporcionará más de 100 imágenes diarias de la superficie terrestre, con una resolución de hasta un metro. Entre sus misiones, pueden estar la vigilancia marítima, control de fronteras, verificación de tratados internacionales, seguimiento y evaluación de desastres naturales.

   Además, Hisdesat ha alcanzado un acuerdo con Astrium Services Alemania para la integración del PAZ con sus dos satélites TerraSAR-X y TanDEM-X, de manera que la compañía será «más competitiva a la hora de ofrecer servicios a otros clientes y países».

   En concreto, la empresa española va a dedicar su «esfuerzo comercial» principalmente a Latinoamérica y parte de Oriente Medio, mientras que la alemana continuará en Asia. El «gran mercado» estadounidense será abordado de manera «coordinada».

   Además, el satélite PAZ también va a incorporar un receptor de señal del sistema de información del tráfico marítimo por satélite (AIS), un sistema que ya está en servicio mediante el cual se conoce la situación real del movimiento de barcos a nivel mundial.

   El AIS capta la señal que deben emitir todos los barcos de pasajeros, con carga superior a 300 toneladas y dedicados a la pesca de altura, entre otros, una información que llega vía internet a cualquier ordenador en tierra para su procesado y posterior utilización.

   Entre los clientes de este sistema se encuentran ya la Armada española, la ‘Navy’ estadounidense, Sudáfrica y Japón. Según ha explicado Panduro, aunque los ingresos «están por debajo del plan marcado», las inversiones «también», con lo cual «con cierto ‘décalage’, es un negocio que promete». El AIS se gestiona a través de la sociedad canadiense Exact Earth, que es el resultado de una joint venture de Hisdesat con la canadiense Comdev.

   Una vez se ponga en órbita el satélite PAZ, gracias al receptor que incorporará, la información del sistema AIS se completará con la posibilidad de obtener imágenes, «un servicio único en el mundo». Según indica Panduro, «no hay otro país ni otro satélite hoy que pueda disponer de esa capacidad», que resulta «muy útil para identificar barcos sospechosos, sobre todo en alta mar».

   Como ocurre con el acuerdo con la compañía alemana, Hisdesat también quiere buscar nuevos clientes para el AIS en Latinoamérica, donde países «como Brasil y Chile ya han demostrado su interés», de manera que «es muy posible que se incorporen rápidamente como clientes de la compañía».

   Según ha explicado Panduro, la situación financiera de la compañía es «muy sólida», en parte porque su «posición societaria» es muy relevante. La compañía cerró el ejercicio 2011 con unos resultados de 32,1 millones de euros, una cifra récord por sexto año consecutivo y que supone un incremento del 4% con respecto a 2010.

   Este año, los ingresos operativos por servicio se van a «incrementar ligeramente» y el resultado de la explotación va a estar «en línea de lo previsto», si bien Panduro apunta que habrá que, desde el punto de vista del resultado neto, habrá que «hacer algún ajuste» derivado del desempeño de algunas de sus empresas participadas. En cualquier caso, asegura que el resultado estará «en línea con lo previsto».

innovaticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés