Ayuda a los científicos a encontrar materia oscura y gana dinero

Zwicky se encontraba midiendo la velocidad a la que orbitaban tres galaxias concretas en un cúmulo y por más que lo intentó, los cálculos no cuadraban

Hasta hace no mucho tiempo creíamos que todo lo que podíamos ver era todo lo que existía en el Universo. Este pensamiento inducía a creer que toda la materia existente en el cosmos podía ser observada mediante telescopio puesto que o emitía luz o al menos la reflejaba. En 1933, un astrónomo suizo llamado Fritz Zwicky, sin proponérselo iba a cambiar esta idea mientras observaba un grupo de galaxias.

Zwicky se encontraba midiendo la velocidad a la que orbitaban tres galaxias concretas en un cúmulo y por más que lo intentó, los cálculos no cuadraban: La velocidad a la que se movían aquellas galaxias vecinas no se correspondía con la masa observable que poseían, por tanto el suizo dedujo que debía existir algún tipo de materia que no podíamos ver y la llamó «materia escondida».

Aquella masa oculta en el Universo quedó como una idea interesante pero difícilmente demostrable puesto que se trata de un extraño tipo de materia: no emite ni refleja luz, por lo que es extremadamente complicado poder detectarla.

[Relacionado: Descubren grandes cantidades de materia oscura alrededor del Sol]

Actualmente la existencia de la materia oscura se ha verificado en multitud de ocasiones gracias a su influencia gravitatoria sobre la materia común pero aun así, plantea un serio problema para los científicos puesto que se calcula que un 23% de la masa del Universo está formada por este esquivo tipo de materia.

Desvelar este actual misterio de la astronomía y comprender de qué está compuesta comienza con la dura tarea de encontrar… algo realmente complicado puesto que no emite ningún tipo de luz, calor, rayos X o cualquier otra radiación observable por nuestros telescopios.

[Te interesará: Ocho misterios astronómicos desconcertantes]

Ante esta dificultad para detectar materia oscura un grupo de astrofísicos británicos han decidido echar mano de la ayuda externa de los amateurs y aficionados a la astronomía creando un concurso llamado «Observando mundos oscuros«.

Para ello han buscado el patrocinio de una potente empresa científica llamada Winton Capital y ofrecen premios en metálico por valor de 20.000 dólares.

No es la primera vez que hablamos en esta Astronomía para terrícolas de un concurso de este tipo. Quizá recordéis el concurso que organizó la Agencia Espacial Europea para encontrar las imágenes más espectaculares del Telescopio Hubble en un reto abierto a cualquier aficionado y que se llamó «Los tesoros ocultos del Hubble«.

Hoy en día, los medios y recursos tecnológicos se han ampliado de una manera colectiva acercándose a cualquier aficionado que quiera ayudar a los científicos en su tarea de desentrañar los huecos que aún nos quedan en nuestro conocimiento del Cosmos. Quién sabe si en un futuro cercano es un aficionado desde su casa el responsable de desvelar el misterio de la materia oscura.

[Si te ha interesado este artículo, te gustará: Astrónomos aficionados capturan una gran explosión en Júpiter]

innovaticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés