Astrium construirá dos nuevos satélites para la NASA para investigar el clima

Así, durante un período de cinco años como mínimo a partir de agosto de 2017, la misión de Continuación del Experimento de Recuperación de Gravedad y Clima (Grace FO, del inglés Follow-On o continuación)

.La empresa de tecnología espacial Astrium ha firmado este jueves en Friedrichshafen (Alemania) un acuerdo para construir dos nuevos satélites de investigación para el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA en Pasadena (California, Estados Unidos).

   Así, durante un período de cinco años como mínimo a partir de agosto de 2017, la misión de Continuación del Experimento de Recuperación de Gravedad y Clima (Grace FO, del inglés ‘Follow-On’ o continuación) llevará a cabo la recogida de datos que aún efectúan los dos primeros satélites gemelos Grace –también construidos por Astrium–, que han estado en órbita desde el 17 de marzo de 2002.

   De hecho, según ha subrayado la compañía, estos han colaborado con la investigación mundial del clima desde 2002 y sus observaciones de cambios en el campo gravitatorio terrestre del globo a lo largo del tiempo han permitido a los científicos que estudian la Tierra adquirir «una nueva comprensión de los procesos dinámicos que tienen lugar en el interior del planeta, en las corrientes profundas y de superficie de los océanos, y en las variaciones en extensión de la cobertura de hielo en los polos, en Groenlandia y en las cadenas montañosas».

   Cada uno de los nuevos satélites Grace FO mide aproximadamente 3x2x0,8 metros y pesa unos 580 kilogramos. Al igual que sus predecesores, estarán situados en una órbita polar a una altitud de unos 500 kilómetros, orbitando a una distancia de 220 kilómetros uno del otro. Durante su vuelo, los dos satélites determinarán «de forma constante y extremadamente precisa» la distancia entre ambos, que varía por influencia de la gravedad de la Tierra.

   Las mediciones efectuadas por estos satélites serán, de acuerdo con Astrium, de «una precisión excepcional» gracias a que sus respectivas posiciones se determinarán minuciosamente mediante receptores GPS, mientras que un enlace de microondas satélite a satélite hará posible calcular la distancia exacta con un margen de error de sólo unas milésimas de milímetro. A diferencia de la misión Grace original, la distancia entre los nuevos satélites se medirá también utilizando láseres, un experimento tecnológico para preparar las futuras generaciones de satélites de investigación de la gravedad.

   A lo largo de su misión, las mediciones se utilizarán para elaborar un modelo actualizado del campo gravitatorio de la Tierra cada 30 días. Además, cada uno de los satélites creará hasta 200 perfiles de distribución de temperatura y contenido de vapor de agua en la atmósfera y la ionosfera diariamente.

innovaticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés