China, a las puertas de tener su propia estación espacial

El Larga Marcha-5 es un cohete de nueva generación que cuentan con la capacidad de carga más grande de China. «Los cohetes en servicio actualmente no pueden satisfacer la demanda de una futura estación espacial tripulada»

China ha realizado con éxito las pruebas de motor de oxígeno licuado y queroseno de 120 toneladas de empuje del nuevo cohete de última generación, conocido como Larga Marcha-5. Se trata de un motor que está estrechamente ligado al proyecto de puesta en marcha de su estación espacial Tiangong1 (en construcción actualmente), así como un paso adelante para el programa de exploración lunar del país, según ha destacado ‘Space.com’.

   El Larga Marcha-5 es un cohete de nueva generación que cuentan con la capacidad de carga más grande de China. «Los cohetes en servicio actualmente no pueden satisfacer la demanda de una futura estación espacial tripulada», ha explicado el subdirector general de la Corporación China de la Ciencia y la Tecnología Aeroespacial (CASC), Yuan Jie, quien ha indicado que si quieren tener un módulo orbital propio, China necesita «cohetes con capacidad de carga más grandes».

   El nuevo cohete chino se utilizará principalmente para abastecer y llevar astronautas hasta la estación espacial. Para ellos, tiene una capacidad de carga útil de 20 toneladas, que puede transportar a una órbita cercana a la Tierra.

- Advertisement -

   El director del programa espacial tripulado de China, Wang Zhaoyao, ha señalado que en el ‘Plan Quinquenal 2011-2015′ del país se contempla la colocación en órbita de un nuevo laboratorio espacial, que se llamará Tiangong 2’ en 2015. Se trata de un proyecto que permitirá obtener nuevos datos para la construcción del módulo espacial, cuya estructura central no se enviará al espacio hasta 2018. El país asiático espera tener su estación espacial completamente construida en 2020.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés