Actualizar

sábado, febrero 4, 2023

La tecnología espacial de la ESA al servicio de los coches de Fórmula 1

La compañía británica Cryoconnect de Tekdata descubrió una necesidad en el mercado del espacio, donde el cableado tiene que ser robusto, flexible, ligero y capaz de soportar grandes fuerzas y comenzó

La tecnología espacial desarrollada por expertos para la Agencia Espacial Europea (ESA) está ahora al servicio de la Fórmula 1. Así, ciertas técnicas de cableado creadas para los satélites se utilizan para mejorar el rendimiento y peso de los coches.

   La compañía británica Cryoconnect de Tekdata descubrió una necesidad en el mercado del espacio, donde el cableado tiene que ser robusto, flexible, ligero y capaz de soportar grandes fuerzas y comenzó a utilizar materiales que se convierten en superconductores a baja temperatura en el espacio.

   También han desarrollado un método para tejer hilos juntos en una configuración plana, similar a un telar. Estos paquetes planos de cableado eléctrico están volando en una serie de plataformas espaciales, entre ellas el observatorio Herschel o el Instrumento de Alta Frecuencia de Planck, ambos de la ESA. Este método permite trabajar en sólo una décima de grado por encima del cero absoluto para estudiar la luz remanente del Big Bang.

   La empresa también está trabajando en arneses para tres instrumentos del que será el mayor telescopio espacial construido hasta ahora, el James Webb Space Telescope, el sucesor de Hubble y Spitzer. Los expertos han señalado que todos estos sistemas eléctricos requieren una buena dosis de innovación.

   Hace tres años, Tekdata decidió tomar lo que habían aprendido en el espacio y utilizarlo para el automovilismo. «Muchas de nuestras soluciones espaciales son mucho más avanzadas que la actual tecnología disponible en el mercado de los deportes de motor, a pesar de que ese sector se ha basado prácticamente en la misma tecnología que nosotros durante años», ha indicado el director del proyecto, Terry McManus.

   Por ello se han comenzado a transferir las mejores prácticas desde el espacio al automóvil. «Ahora, en los coches de carreras nuestros cables se pueden montar fácilmente debajo de un asiento o bajo la carrocería de un coche porque son flexibles y se adaptan a lugares en los que no se puede poner un cable tradicional», ha indicado.

   Al respecto ha explicado que, hoy en día, la aerodinámica de un automóvil ya no están comprometida por la colocación del cableado. Esto puede llevar a un mejor rendimiento y menor peso, que es crucial en las carreras. Elementos como la caja de cambios también se pueden conectar de manera diferente, lo que maximiza el espacio y un ahorro potencial de más peso.

innovaticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés