Actualizar

lunes, enero 30, 2023

Satélites espía y la energía oscura

La NASA recibió en 2012 la donación del National Reconnaissance Office de dos telescopios de 2,4 metros de diámetro, el mismo tamaño que el Hubble.

Recurrir a satélites espía reconvertidos mejoraría las capacidades científicas de una futura misión de la NASA para buscar la energía oscura, pero podría tener un coste financiero importante, según concluye un nuevo informe.

   El Consejo de Investigación Nacional de EE.UU. (NRC), ha examinado los impactos de un nuevo diseño propuesto para el Wide-Field Infrared Survey Telescope (WFIRST) de la NASA, que la NRC consideró en 2010 la gran misión espacial de máxima prioridad en Astronomía y Astrofísica.

   WFIRST se lanzará a principios o mediados de la década de 2020 para investigar los misterios de la energía oscura, la caza de exoplanetas y estudiar los agujeros negros, entre otras tareas. Su diseño original incluye un telescopio con una apertura de 1,3 metros.

   La NASA recibió en 2012 la donación del National Reconnaissance Office de dos telescopios de 2,4 metros de diámetro, el mismo tamaño que el Hubble.

   La incorporación de uno de los telescopios espías -un diseño conocido como WFIRST/AFTA- aumentaría el retorno científico potencial de la misión potencial, según los autores del informe.

   «La oportunidad para incrementar la apertura y la resolución del telescopio utilizando el espejo AFTA de 2,4 metros mejorará significativamente el poder científico de la misión, sobre todo para la cosmología, y también tendrá un impacto positivo en la búsqueda de exoplanetas», dicen, informa Space.com.

COSTES MÁS ALTOS

   Sin embargo, añadieron que los riesgos de crecimiento de los costes son considerablemente más altos si se utiliza el hardware AFTA. Por ejemplo, una misión WFIRST/AFTA probablemente costará alrededor de 2.100 millones de dólares, en comparación con los 1.800 millones para un diseño similar a la idea WFIRST.

   El precio podría incrementarse aún más si WFIRST/AFTA incluye un coronógrafo, un instrumento que bloquea una estrella para ayudar en el estudio de exoplanetas en órbita tenue. Pero es difícil decir hasta qué punto los costos aumentarían, ya que ha habido pocos estudios sobre cómo tendría cabida un coronógrafo en la misión, según el informe.

   Por lo tanto, los autores del informe recomiendan que la NASA debe trabajar duro para madurar un diseño de coronógrafo y llegar a estimaciones confiables sobre coste, rendimiento y el desarrollo de la tecnología.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés