Actualizar

miércoles, febrero 1, 2023

Banco Nacional de ADN, 10 años apoyando a la investigación

La información que contienen los genes proporciona datos esenciales para el diagnóstico y tratamiento de la mayor parte de las patologías y en estas instalaciones se conservan las muestras y los datos de más de 30 enfermedades diferentes, desde cáncer a alzhéimer o diabetes.

El Banco Nacional de ADN nació en Salamanca en marzo de 2004 gracias a un convenio firmado entre la Fundación Genoma España, la Universidad de Salamanca y la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León. Diez años después ha procesado más de 100.000 muestras de 37.000 donantes voluntarios con las que se han desarrollo grandes proyectos de investigación biomédica.

El objetivo de esta plataforma, que tiene su sede provisional en el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca y pertenece al Instituto de Salud Carlos III y a la Plataforma de Apoyo a la Investigación NUCLEUS de la Universidad de Salamanca, es proporcionar muestras de donantes voluntarios, pacientes y personas sanas, e información asociada para que los investigadores puedan avanzar en la lucha contra diversas enfermedades.

La información que contienen los genes proporciona datos esenciales para el diagnóstico y tratamiento de la mayor parte de las patologías y en estas instalaciones se conservan las muestras y los datos de más de 30 enfermedades diferentes, desde cáncer a alzhéimer o diabetes.

Andrés García Montero, director técnico del Banco Nacional de ADN, explica que el gran trabajo de investigación internacional en el que ha participado las muestras almacenadas en Salamanca ha sido el Proyecto 1.000 Genomas, que se encargó de la secuenciación completa del genoma de miles de personas en todo el mundo para analizar la variabilidad genética humana y así entender mejor cómo influyen los genes en las diferentes enfermedades. Con la participación en esta iniciativa, el Banco ha sido citado en artículos de Nature y Science, las revistas científicas más importantes del mundo.

Un gran número de muestras

Salamanca también ha sido una referencia en un gran proyecto de investigación internacional para el estudio de la enfermedad de Crohn. Sin embargo, ha sido la colaboración con asociaciones de pacientes la que ha permitido conseguir las mayores cantidades de muestras, por ejemplo, para el estudio de enfermedades autoinflamatorias y de origen autoinmune dentro de un proyecto dirigido desde el Hospital de Vall d’Hebron de Barcelona (12.000 de pacientes y 3.000 de personas sanas que sirven de control) o para el estudio de la fibromialgia (otras 3.000).

En total, el biobanco ha distribuido en total más de 83.000 alícuotas de muestras de ADN, ARN, plasma o células para el desarrollo de 145 proyectos de investigación, lo que se ha traducido en 120 artículos científicos.

Todo este trabajo lo mueve una plantilla de solo diez personas, aunque el Banco de ADN tiene firmados 44 convenios con instituciones y ha formado ya a 340 profesionales en el ámbito de los biobancos a través de cursos y de un máster oficial.

Dentro de los proyectos previstos para conmemorar el VIII Centenario de la Universidad de Salamanca, el Banco Nacional de ADN iba a convertirse en el Centro de Caracterización de Recursos Biológicos, para incluir muestras vegetales y animales. Sin embargo, la crisis económica paralizó esta iniciativa que pretendía convertir a Salamanca en referencia nacional para todo tipo de investigación genética. Sin embargo, este proyecto “no se ha abandonado”, asegura el director técnico del biobanco.

Sinc

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés