Actualizar

lunes, febrero 6, 2023

La nanoingeniería del futuro, inspirada en la naturaleza

La naturaleza inspira a los investigadores a encontrar nuevas formas de crear materiales mejorados que puedan ser usados en la creación de tecnología eficiente.

Las empresas tecnológicas están preparadas para introducir un cambio radical en la fabricación de dispositivos para una amplia categoría de sectores. Lentes que detecten el nivel de azúcar a través de un sensor miniaturizado de glucosa o partículas diminutas, fácil de visualizar con el smartphone, para indicar si un producto es falso o no son sólo algunas de las iniciativas más conocidas. Sin embargo lo que más destaca es la tecnología que está detrás de todo esto.

Considerada ingeniería a escala muy pequeña, la nanotecnología es un área científica en continuo desarrollo que se centra en examinar las propiedades de la materia a nivel de átomos y moléculas. Una examinación tan profunda es la única forma en la que se pueden observar nuevas propiedades de las partículas, por lo tanto la información obtenida permite crear alternativas mejoradas del mismo sistema analizado. Son técnicas que prometen cambios disruptivos y tienen como objetivo principal crear un producto más rápido, más barato, más inteligente y que consuma menos energía.

Las aplicaciones de la nanotecnología pueden variar desde nanorecubrimientos que repelen la suciedad para medios hospitalarios donde la higiene es esencial o baterías para dispositivos móviles que se puedan cargar en menos de un minuto. Profundizar en el núcleo de estas nanopartículas para entender su estructura y a partir de allí crear patrones avanzados no podría haber sido posible sin investigar el lugar donde la biología ha encontrado su mejor aplicación, la naturaleza.

El mundo vegetal y animal son las fuentes más adecuadas para ofrecer modelos fiables de funcionamiento y composición estructural. La naturaleza inspira a los investigadores a encontrar nuevas formas de crear materiales mejorados que puedan ser usados en la creación de tecnología eficiente.

Moluscos como la Placuna placenta han sorprendido a los cientificos de MIT por las características inusuales de su concha de calcita, un material considerado muy frágil, pero que por su nanoestructura especial les convierte en armaduras impenetrables frente a los ataques de los predadores. El estudio de estas propiedades especiales servirá en la construcción de materiales sintéticos para aplicaciones militares o comerciales.

La celulosa es otro material que ha captado el interés de los centros de investigación por los atributos de las partículas que la componen. Con una dureza que puede igualar al acero, los nanocristales presentes en su estructura se pueden emplear como una alternativa ecológica en la fabricación de una gran variedad de materiales, desde dispositivos electrónicos y médicos hasta componentes para la industria de automoción o aeronáutica.

 

innovacion.ticbeat.com – INNOVAticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés