Tesla entrará en el mercado español

Existe un nuevo tipo de baterías en fase de desarrollo que, prometen revolucionar el mundo de los coches eléctricos gracias a su diferente sistema de almacenamiento de la energía. Entre sus principales ventajas se encuentran una mayor autonomía o un tiempo de recargar notablemente inferior, precisamente los mayores hándicaps que penalizan a las baterías actuales. Tesla traerá a España sus supercargadores de coches eléctricos antes del final de 2014.

La publicación científica Technology Review, perteneciente al prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), cuenta en un reportaje el funcionamiento de estas baterías en cuyo desarrollo trabaja un equipo de investigadores del Laboratorio Nacional Argonne en el Instituto Tecnológico de Illinois: la energía se almacena en lo que se denomina un «combustible recargable», que no es sino un conjunto de electrodos dispuestos en estado líquido. Como resultado, la batería puede ser recargada como unidad convencional o mediante la sustitución del líquido combustible como si se tratara de gasolina común.

Más autonomía y seguridad a menor precio

Según los investigadores, este tipo de batería podría llegar a ampliar la autonomía de un coche eléctrico hasta unos 900 kilómetros con una sola recarga, alrededor de cuatro veces más que la media de estos vehículos en la actualidad. Ello, sumado a que reponer el líquido apenas llevaría unos minutos, permite pensar en una movilidad eléctrica más eficaz y accesible. Y aunque aun no se habla de cuál sería su coste, sí aclaran que debería facilitar que estos automóviles fueran también más baratos.

Y por si fuera poco, desde la Agencia de Proyectos Avanzados de Investigación en Energía (ARPA-E por sus siglas en inglés) que financia la investigación afirman que las baterías resultantes se presentan también como más seguras: los materiales de los electrodos positivos y negativos se almacenarían por separado y no en la misma celda como en las baterías actuales, impidiendo posibles cortocircuitos y sobrecalentamientos que pueden llevar a incendios en coches eléctricos.

- Advertisement -

De momento, el desarrollo de estas baterías se encuentra aún en las primeras fases de investigación, pero ARPA-E ya ha avanzado que ve un prometedor futuro en ellas y que dedicará, según Technology Review, unos 2,5 millones de euros para financiar a los cuatro grupo de científicos que trabajan ya en su estudio y perfección.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés