Teruel trabaja en un proyecto innovador contra incendios

El objetivo de este innovador sistema de vigilancia es detectar incendios forestales a partir del análisis que realiza un programa informático novedoso en España.

El objetivo de esta actuación es disponer de un sistema de vigilancia automático que puede detectar incendios forestales de día y de noche a partir del análisis que realiza un programa informático novedoso en España, y que es visualizado en el puesto remoto situado en el centro de coordinación de incendios. Permite, además, realizar el seguimiento del incendio y ayudar en las labores de extinción y en su investigación y análisis.

El Gobierno de Aragón y Red Eléctrica de España colaboran desde el año 2010 en la prevención de incendios forestales en la Comunidad en virtud del convenio firmado ese año y que supone una aportación por parte de la empresa de 20.000 euros anuales en actividades de prevención, educación, sensibilización y concienciación sobre los incendios forestales.

En el ejercicio 2013-2014, el Ejecutivo aragonés y la empresa decidieron dirigir los recursos del convenio a dos aspectos concretos. Por un lado, a la adquisición de una serie de dispositivos de geolocalización para la mejora de la coordinación, eficiencia y seguridad de los equipos de extinción de incendios, para lo que REE ha aportado 14.000 euros.

- Advertisement -

Por otro lado, para el desarrollo de este proyecto piloto de detección de incendios mediante cámaras de vídeo, al que Red Eléctrica de España ha destinado 26.000 euros.

La compañía es el operador y transportista único del sistema eléctrico nacional. Estas acciones se enmarcan dentro de su política de Responsabilidad Social Corporativa que lleva a cabo en materia medioambiental y de sostenibilidad en aquellos territorios en los que desarrolla su actividad.
DETECCIÓN AUTOMÁTICA

El sistema empleado en el proyecto, ForestWatch, está basado en cámaras de video convencionales que permiten maximizar la eficiencia de los operadores en la detección, confirmación, seguimiento de la extinción y análisis posterior de los incendios forestales.

El entorno gráfico del sistema está dividido en seis pantallas. En las tres superiores puede captarse una panorámica a 360 grados de la zona cubierta. La autodetección se produce tras un proceso de análisis informático, comparación de imágenes y obtención de un resultado en forma de candidato a incidente. Posteriormente, este candidato debe de ser revisado y validado por un operador competente.

El sistema permite visualizar las imágenes en directo para inspeccionar una zona donde ha habido una incidencia, hacer seguimiento o anticiparse a un incendio y cuenta con un filtro que discrimina las variaciones de color que no son relativas al humo forestal, como la polvareda de un vehículo al pasar por un camino de tierra (cuadrado rojo), la quema de cualquier elemento que no sea masa forestal, por ejemplo neumáticos (cuadrado negro), o el movimiento de los mismos árboles por causa del viento (cuadrado verde).

EP – INNOVAticias

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés