Innovadora aplicación capaz de leer las emociones para ayudar a niños con autismo

La científica Rana el Kaliouby, afirma que las innovadoras app que usan el software para leer las emociones están apunto de salir.

Una de ellas es un juego que les reta a casar una cara con la emoción que proyecta, explicó la directora científica de Affectiva, Rana el Kaliouby. Otra permitirá a la gente enviar imágenes de caras, un selfie por ejemplo, y conseguir una lectura del estado de ánimo de la persona que sale en la foto. Esta aplicación se podría usar para compartir socialmente el estado de ánimo de la gente en distintos lugares. Una tercera aplicación, pensada para cualquiera, permitiría a la gente crear música con las expresiones faciales: subir o bajar las cejas para que los tonos suban o bajen, o sonreír o fruncir el ceño para hacer música alegre o triste respectivamente.

Affectiva surgió de investigaciones en la detección de emociones en el Media Lab del MIT. El software de la empresa, llamado Affdex, analiza imágenes de caras para detectar características como sonrisas, ceños fruncidos, cejas alzadas y sonrisas de suficiencia. Aunque la primera investigación académica se centró en aplicaciones como ayudar a las personas con autismo, por ejemplo, hasta la fecha la tecnología se ha usado comercialmente para ayudar a los anunciantes a entender si los anuncios son eficaces.

Pero el año pasado la empresa permitió el uso del software a creadores de aplicaciones para iOS, el sistema operativo de iPhone y iPad. Y ahora llegan las primeras aplicaciones, según informó el Kaliouby.  «Los niños autistas tienen problemas para leer y comprender pistas sociales y emocionales», explicó. «Igual que quienes tienen problemas de oído se benefician del uso de un audífono, la gente con problemas sociales y emocionales se puede beneficiar de sistemas que les ayuden a entender las emociones. Empezamos con investigaciones sobre el autismo y después nos dedicamos a hacer cosas comerciales. Pero ahora, explica, otros «pueden coger esa experiencia y volver a aplicarla al autismo·».

El trabajo con los anunciantes ha servido para hacer que el software sea más preciso «entrenándolo», añadió. Después de tres años analizando las caras vistas a través de cámaras web, la base de datos de Affectiva cuenta ahora con más de mil millones de expresiones faciales.

www.technologyreview.es – INNOVAticias

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés