La I+D+i clave para mejorar la calidad el trigo

Silvia Clemente, consejera de Agricultura y Ganadería firma un convenio de colaboración con el objetivo de trabajar en materia de I+D+i para mejorar la calidad y cantidad del trigo.

El trigo ha formado parte del desarrollo económico y cultural del hombre a lo largo del tiempo convirtiéndose en el cereal más cultivado con destino al consumo humano y la base de la alimentación de las sociedades occidentales. Castilla y León, con 884.131 hectáreas sembradas de trigo blando y una producción estimada este año de 2’5 millones de toneladas, se sitúa como la principal Comunidad productora de este cereal, con el 43 por ciento del total nacional. Se trata de un sector relevante desde el punto de vista socioeconómico al dedicarse a este cultivo 41.508 agricultores y generar 556 millones de euros, el 47 por ciento del valor económico toda la producción de los cereales de invierno.

Respecto a la industria de primera transformación -productos de molinería- Castilla y León cuenta con 24 harineras activas, que molturan anualmente 900.000 toneladas, siendo los primeros productores de harina del país con el 20 por ciento. En cada una de las nueve provincias de la Comunidad existe una harinera, lo que supone una ventaja para el agricultor o la cooperativa y para la propia harinera.

En cuanto a la industria agroalimentaria dedicada a la elaboración de pan, bollería y galletas, en Castilla y León se ubican algunas de las principales empresas de galletería y bollería que operan en el mercado nacional.

- Advertisement -

Ambos subsectores (pan, pastelería y galletas y productos de molinería), emplean a más de 7.600 personas y cuentan con una facturación superior a los 1.500 millones de euros.

Estas cifras suponen que en Castilla y León se dedican al trigo, tanto sector primario como industria de transformación, 49.174 personas; un cultivo que genera un valor económico total en la Comunidad de 2.082 millones de euros.

Actuaciones a desarrollar

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha explicado que la trascendencia del sector en la comunidad y la situación del mercado han motivado la firma de este convenio de colaboración con el sector productor molturador y transformador en I+D+i, con el fin de mejorar la calidad y cantidad de las producciones y adecuarlas a las demandas del mercado.

En el acuerdo están representados todos los agentes implicados en la cadena productiva: desde de los productores primarios, las harineras, que son el primer escalón de la transformación, hasta las industrias agroalimentarias, que representan el último escalón antes del consumo. Esto permitirá orientar de manera mucho más precisa los esfuerzos hacia las producciones que demandan los mercados.

Anualmente, se importan 5’5 millones de toneladas de trigo blando en nuestro país. Esto quiere decir que España es deficitaria en una producción necesaria. En este sentido, Clemente ha asegurado que la colaboración suscrita permitirá conseguir una menor dependencia estratégica en el abastecimiento de materias primas y mejorar la renta de los agricultores y el valor añadido de los productos de las empresas agroalimentarias vinculadas al sector.

El acuerdo, con una duración de dos años prorrogable un año más si así lo acuerdan las partes, establece las siguientes actuaciones: orientar la producción de los agricultores de la comunidad hacia las necesidades de la industria transformadora, garantizando adecuados mecanismos de comercialización, mejorando la renta agraria y respondiendo a las necesidades de autoabastecimiento y calidad exigidas por la industria.

Colaborar en materia de I+D+i para mantener el liderazgo de las producciones primarias, el sector molturador y la industria regional del sector de producción de cereales, harinas y productos elaborados, con destino al consumo humano. Y optimizar los recursos técnicos y económicos, mediante el establecimiento de mecanismos de cooperación para realizar actividades conjuntas. Como, entre otras, las siguientes: realización de ensayos de experimentación en temas como el estudio de adaptación de nuevas variedades de trigo blando de alta fuerza, evaluación de las características harino-panaderas de las mismas, realización de estudios agronómicos en condiciones de campo y cultivo forzado para poner a punto material vegetal y técnicas culturales adecuadas y obtención de nuevas variedades.

Además, se colaborará en la obtención de nuevos productos que permitan diversificar la oferta a partir de materia prima obtenida por productores de la comunidad, por ejemplo, trigos de alta proteína y gran fuerza harinera, obtención de alimentos funcionales (cereales ricos en beta-glucanos, antocianos, etc.), alimentos aptos para dietas específicas, etc. Se establecerán mecanismos de cooperación en materia de utilización conjunta de laboratorios y equipos tanto para la realización de estudios y experiencias como para controlar la calidad de materias primas y productos elaborados. Se realizarán, de forma conjunta, actividades de promoción y difusión de resultados que permitan poner estos a disposición del sector productor y los consumidores.
 
Mercado del trigo

El mercado internacional del trigo es cada vez más competitivo y la elaboración de productos de consumo exige mayor consistencia en la calidad, lo que se ha traducido en mayores exigencias en todos los sectores de la cadena trigo-harina-pan.

En los últimos diez años la superficie de trigo blando se ha incrementado en 280.000 hectáreas, es decir, un 47 por ciento, hasta alcanzar las 884.131 hectáreas sembradas en este año. Este cultivo se destina principalmente a la formulación de los piensos y a una gran diversidad de productos finales para el consumo humano como el pan fresco, pan de molde, masas, pan congelado, bollería, pastelería y galletería.

El mercado está demandando actualmente trigos -los denominados trigos de gran fuerza (trigo blando)- que poseen unas características específicas de alta proteína y alta fuerza harino-panadera, y que se destinan directamente o a través de mezclas de harina a la producción de bollería y pastelería industrial entre otros productos. Esta demanda significa que existe una buena oportunidad de negocio en la producción de trigos de calidad.

Investigaciones desarrolladas

El Itacyl, dependiente de la Consejería de Agricultura y Ganadería, viene desarrollando distintas actuaciones de investigación relacionadas con el trigo blando. El proyecto de mejora de Trigo Harinero, bajo el título; ‘Mejora genética de trigo para la obtención de variedades de interés agroindustrial adaptadas a las condiciones españolas’, en colaboración con organismos de investigación de las comunidades autónomas de Andalucía, Cataluña y Castilla-la Mancha persigue la obtención de variedades de trigo capaces de dar respuesta a los retos actuales de producción en nuestro país. En el marco de esta colaboración se ha conseguido registrar una variedad denominada ‘Eneas’, adaptada a las condiciones climáticas de Castilla y León y que ha obtenido rendimientos un 5 % superior a las mejores variedades del mercado existentes y sometidas a las mismas condiciones.

También se está desarrollando el plan de actuación para el desarrollo del cultivo del trigo blando de alta calidad en Castilla y León. Se trata de un proyecto que ha tratado de incrementar el grado de autoabastecimiento de la industria molturadora (harineras) y transformadora de la Comunidad en trigos de alta fuerza harinera. El proyecto ha contados con dos tipos de actuaciones: experimentación, se han realizado pruebas de campo destinadas a establecer las variedades y técnicas de cultivo (abonado, riego, tratamientos, etc.) más adecuadas en la Comunidad, para conseguir el grado de calidad que demanda la industria harinera; y divulgación del cultivo y difusión de resultados, se han realizado 15 charlas informativas por la Comunidad para dar a conocer los resultados de los trabajos de experimentación realizados en colaboración con la Asociación de Fabricantes de Harinas de Castilla y León y FERDUERO y FEDEREBRO.

 

www.dicyt.com – INNOVAticias

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés