Actualizar

miércoles, febrero 8, 2023

Novedosos avances tecnológicos para los envases de alimentación

La nanotecnología puede ser un gran aliado para la mejora de los envases de alimentación y de cosmética ya que tiene un amplio potencial de aplicaciones.

Se están dando pasos en este sentido, la FDA ha publicado una guía para apoyar el desarrollo responsable de productos de nanotecnología. Una guía que proporciona una mayor claridad para la industria sobre el uso de la nanotecnología en los productos regulados por la FDA.

La nanotecnología tiene un amplio potencial de aplicaciones, como la mejora de los envases de alimentación y de cosmética.  Una de las mejoras que podemos conseguir con la aplicación de la nanotecnología en envases de alimentación es aumentar las propiedades de los mismos disminuyendo el contenido de material empleado para su producción. Es decir, producir envases activos con menores contenidos de polímero (disminución del peso del envase y, por tanto, del coste final),  y que mantengan sus propiedades  (barrera a los gases y a la luz, propiedades mecánicas, capacidad antimicrobiana…) e incluso las mejoran.

Esto lo  podemos conseguir mediante la incorporación de determinadas partículas a tamaño nanométrico (también llamadas nanopartículas) a los polímeros durante el proceso de fabricación de los envases. La principal ventaja de utilizar estas nanopartículas es que, añadiendo cantidades muy pequeñas de las mismas a los polímeros, se consiguen mejorar determinadas propiedades de los envases.

En el mercado, los primeros polímeros nanocompuestos que emergieron como materiales mejorados para el envasado de alimentos  son los polímeros que incorporan nanopartículas de arcilla. El uso de arcillas se debe a su bajo coste, efectividad, alta estabilidad y su escasa toxicidad.
CAIBA y Germaine de Capuccini, ejemplos del uso de nanotecnología en envases

En el sector de la alimentación, CAIBA ha desarrollado botellas de plástico que incluyen en su composición  nanoarcillas que mejoran sus propiedades de envasado y de conservación. El proyecto en el que colaboramos dando soporte tecnológico, nos permitió avanzar y desarrollar nuestro know-how en aplicaciones nanotecnológicas en envases con especificaciones técnicas definidas.

En el sector cosmético, Germaine de Capuccini ha desarrollado el primer envase de tubo de plástico biodegradable para cosméticos en el que se ha analizado la relación de 20 combinaciones de materiales biodegradables, desde derivados de PLA (material biodegradable procedente de la fermentación de la glucosa o del almidón)  hasta nanoarcillas.

Con este proyecto, en el que hemos colaborado, desde AINIA, se han mejorado las propiedades de los materiales biodegradables utilizando nanocargas. Esto ha permitido que el material tenga mayor barrera al vapor del agua, mejorando la vida útil de los productos cosméticos envasados.

La nanotecnología puede aportar mucho al sector de la alimentación y la cosmética y desde  AINIA podemos ayudarle en el desarrollo de nuevos materiales de envasado basados en el uso de nanotecnología. Tenemos varias líneas de investigación abiertas en este campo y estamos trabajando en incorporar los últimos avances de la nanotecnología. Todo ello nos está permitiendo adquirir un conocimiento acerca del desarrollo de materiales que permitan  incorporar diversas propiedades en un mismo material reduciendo costes y mejorando la eficiencia de los envases.

 

http://tecnoalimentalia.ainia.es – INNOVAticias

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés