La planta piloto GREENZO permitirá obtener óxido de zinc a partir de residuos

Como la finalidad básica de este proyecto es la de conseguir valorizar materialmente gran parte de los residuos procedentes de este sector, una vez seleccionados los residuos con mayor potencial e interés, se hace necesario definir los requisitos que debe cumplir la planta piloto.

A fecha de hoy, el proyecto LIFE+ GREENZO se encuentra en plena fase de diseño y testeo de tecnologías de la planta piloto. Se espera obtener el diseño final a finales del presente mes de mayo, momento en el cual se iniciará el desarrollo físico de la planta piloto pre-industrial cuya finalización está prevista alcanzar a finales del presente año 2015.

El proyecto LIFE+ GREENZO, se inició el pasado mes de junio, y desde entonces se ha realizado un estudio del estado del arte completo que permite conocer al detalle el proceso productivo de la industria de la transformación del zámak, así como las características y modos de gestión de los distintos residuos que se generan. Además se ha podido identificar todas las fuentes de suministro/abastecimiento de óxido de zinc en la industria y los diversos procesos industriales que usualmente se utilizan para la producción de este óxido. Por otra parte se han identificado los requisitos que ha de cumplir el óxido de zinc que se obtenga, para su aplicación en el sector de la vulcanización del caucho/eva, así como en la catálisis química del reformado del bioetanol.

Como la finalidad básica de este proyecto es la de conseguir valorizar materialmente gran parte de los residuos procedentes de este sector, una vez seleccionados los residuos con mayor potencial e interés, se hace necesario definir los requisitos que debe cumplir la planta piloto.

En esta fase, se ha procedido a testar las 4 categorías de residuos seleccionadas en fases anteriores (escorias de fundición, virutas, piezas defectuosas y lodos de vibrado) con distintas tecnologías para verificar su comportamiento.

Con respecto a las escorias, virutas y piezas defectuosas se ha procedido a testar diversos modos de obtención del arco voltaico (TIG, plasma,…), para la obtención del óxido de zinc.

Con respecto a los lodos de vibrado se han realizado diferentes pruebas de pretratamiento. Estas pruebas se basan principalmente en eliminar la materia orgánica presente en el mismo y obtener la fracción metálica. Actualmente se sigue trabajando para optimizar las condiciones del pretratamiento que permitan unificar su posterior tratamiento con la misma tecnología que el resto de residuos seleccionados.

Con todos estos ensayos, se ha procedido a realizar los primeros diagramas conceptuales de la futura planta piloto.

Enrique Añó, técnico co-responsable de AIJU, indica “la planta piloto permitirá la valorización de una gran cantidad de residuos procedentes del proceso de inyección de zámak” y Ruben Beneito añade ”esta planta piloto permitirá la obtención de ZnO de primera categoría a partir de un proceso de valorización, lo cual es un hito de gran calado industrial”.

Este proyecto, que se está desarrollando en la actualidad y que finalizará en 2017, está financiado por la Comisión Europea a través del instrumento financiero LIFE13 ENV/ES/000173. Está coordinado por AIJU y participado por el centro de investigación ITQ-CSIC y las empresas WORTEUROPE y CAUCHOS KAREY. Puede obtener información adicional en www.lifegreenzo.eu.

Acerca de AIJU:

AIJU es un Centro Tecnológico privado sin ánimo de lucro fundado en 1985 con la finalidad de impulsar la industria de los productos infantiles y el ocio, conexas y afines a través de la transferencia e innovación tecnológica. Para ello, tiene una plantilla de 75 profesionales que desarrollan su labor en las diversas áreas en que está compuesta AIJU y dispone de la infraestructura necesaria para gestionar las diversas actividades que realiza.

En este proyecto participa el departamento de Innovación y Sostenibilidad, en concreto las áreas de Medio Ambiente y de Energía. Ambas con capacidad y experiencia contrastada para asegurar la consecución de los objetivos del proyecto.

Las principales líneas de trabajo del Área de Medio Ambiente son la implantación de tecnologías limpias (estudio de viabilidad en planta piloto para la valorización de residuos, desarrollo de soluciones tecnológicas ambientales, etc.); la adaptación del sector a legislación ambiental emergente (adaptación del sector juguete a las nuevas directivas europeas sobre residuos, minimización, valorización energética y descatalogación de residuos peligrosos, etc.) y el ACV y ecodiseño de productos.

Por su parte, el Área de Energía tiene como objetivos la I+D+i de nuevos dispositivos de generación y almacenamiento de energía, el desarrollo de nuevos procesos completamente controlados y automatizados para la obtención de “combustibles limpios”, o el desarrollo de soportes y catalizadores de última generación que aumenten la eficiencia energética de los procesos, entre otros.

 

INNOVAticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés