Crean un Sevilla un club networking para dinamizar el emprendimiento

Las iniciativas del Club de Neworking se orientarán a tres áreas de trabajo: empleo, emprendimiento y colaboraciones profesionales y/o comerciales.

La Asociación Rey Guerrero de Antiguos Alumnos del Colegio de San Francisco de Paula ha puesto en marcha un club de networking orientado a la dinamización de las relaciones comerciales y profesionales, el emprendimiento y el desarrollo profesional.

Según indica la asociación y el colegio en un comunicado conjunto, se pretende poner en valor la trayectoria y responsabilidades profesionales de muchos de sus miembros para generar dinamismo empresarial en el entorno, facilitar el acceso de los más jóvenes a un empleo de calidad, estimular las posibilidades de financiar y desarrollar proyectos emprendedores y facilitar los intercambios comerciales internacionales.

Así, señalan que el Club de Networking SFP está abierto, aparte de a los antiguos alumnos, a padres de alumnos y empresarios y directivos cercanos a la comunidad educativa del centro.

Afirman que, con más de 125 años de trayectoria, se cuentan «por miles los profesionales que hoy están activos en el mercado y que se formaron en el Colegio de San Francisco de Paula de Sevilla». «Muchos de ellos son empresarios u ocupan puestos directivos en empresas andaluzas, nacionales o internacionales. Otros son profesionales liberales, altos funcionarios o se dedican a la docencia y la investigación. Aprovechar todo ese capital humano en beneficio de la comunidad es el objetivo final del Club de Networking», subraya.

Su presidente, el catedrático y especialista en gastroenterología pediátrica, Federico Argüelles, explica que «el sueño es poner en valor el talento de los miembros de la Asociación en iniciativas empresariales, sociales y comunitarias al servicio de todos».

«En realidad, lo que pretendemos es sistematizar y potenciar algo que en cierto modo ya ha pasado de forma informal y esporádica, cuando antiguos alumnos del Colegio se reencontraban y descubrían que existían posibilidades de colaboración entre ellos», añade el empresario y vicepresidente de la Asociación de Antiguos Alumnos, José María Cantarero.

Según agrega, «en un mundo cada vez más interconectado, y donde todos necesitamos de todos, el valor de los profesionales depende cada vez en mayor medida de su agenda de contactos, y con este Club de Networking pretendemos precisamente eso, favorecer las relaciones profesionales entre los miembros de la Asociación, aprovechando que cada año salen del Colegio de San Francisco de Paula salen muchos de los mejores profesionales y mejor preparados de Sevilla».

La gerente de la Asociación, Charo García, subraya que el club nace con una vocación multidisciplinar e internacional, y concreta los objetivos. «Lo que vamos a intentar es aprovechar la trayectoria y responsabilidades profesionales de los miembros de la asociación para generar dinamismo empresarial en el entorno, facilitar el acceso de los más jóvenes a un empleo de calidad, estimular las posibilidades de financiar y desarrollar proyectos emprendedores», matiza.

Además, agrega que se trata de facilitar los intercambios comerciales internacionales, pues «no debemos olvidar que hay muchos antiguos alumnos repartidos por muchos sectores diferentes y muchos trabajando también fuera de Andalucía y también de España, por lo que la complementariedad y las posibilidades de colaboración son muy importantes».

CUATRO GRANDES EJES

Bajo ese espíritu colaborativo, las iniciativas del Club de Neworking se orientarán a tres áreas de trabajo: empleo, emprendimiento y colaboraciones profesionales y/o comerciales.

En materia de empleo, el proyecto se orienta sobre todo hacia el empleo joven, y como iniciativa de mayor calado, el Club organizará una feria de empleo anual a la que se invitará a empresas y consultoras de Recursos Humanos.

En materia de emprendedores, con el Club de Networking SFP, la Asociación pretende ayudar a los emprendedores a ponerse en contacto con las personas y organismos que puedan ayudarlos en sus proyectos, así como en la búsqueda de financiación. Para la dinamización de las relaciones comerciales y profesionales, se combinarán las actuaciones basadas en la creación de redes digitales con encuentros y acciones de carácter presencial.

Finalmente, en materia de búsqueda vocacional, el Club organizará encuentros con antiguos alumnos dispuestos a contar su experiencia profesional y tendrá «embajadores» en cada profesión a los que los jóvenes podrán dirigirse en búsqueda de orientación.

Para poner en marcha todo ello, la asociación va a comenzar a dirigirse a sus miembros para solicitar su colaboración en esta iniciativa, pidiéndoles que les envíen información acerca de sus estudios, profesión, lugar donde trabajan, nivel de facturación del negocio, número de trabajadores, localización.

«Esta información actualizada la incluiremos en la base de datos de la asociación y además la incluiremos en el perfil que cada miembro de la asociación posee en la parte interna de la web. Desde ese apartado de la web, cualquier miembro de la Asociación podrá, a través del buscador, consultar información sobre el resto de miembros e incluso ponerse en contacto directamente con ellos», explica la gerente de la asociación, Charo García.

«De esta forma, iremos creando en la web una comunidad con valor añadido al servicio de todos y a partir de ahí desarrollaremos todas las acciones comentadas», concluye.

 

EP – INNOVAticias

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés