Arte para los invidentes gracias a la impresión 3D

Un grupo de finlandeses ha creado un proyecto que busca financiación para recrear los cuadros más importantes del ámbito artístico a través de la impresión 3D. El fin de su campaña es acercar el arte a los invidentes de todo el mundo para que ellos también puedan disfrutarla.

Los cuadros clásicos son una experiencia cultural que todo el mundo debería poder disfrutar. Aquellas personas que tienen problemas de visión o que, directamente, carecen de ella, se pierden una parte importante de lo que les rodea, pero con este proyecto se han propuesto que, al menos, en lo que se refiere al arte, esto deje de ocurrir.

   Unseen Art, que así han nombrado a su plan, tiene un concepto muy simple y con un buen fondo: utilizar la impresión 3D para crear modelos de las pinturas clásicas y que éstos estén al alcance de los invidentes – tanto en salas de exposición como, incluso, en su propia casa – para que los puedan tocar y, así, recrear en su mente el cuadro.

Se trata de una campaña sin ánimo de lucro, ya que las aportaciones que se realicen al proyecto irán destinadas íntegramente a crear los modelos 3D que desarrollarán artistas de forma voluntaria y por la causa.

   “Todo el mundo podrá experimentar el arte por primera vez a través del tacto y crear sus propias impresiones y opiniones. Hacer un impacto global conjunto permitirá a la gente ciega o con problemas de visión, e incluso a todo aquel interesado en arte, experimentar personalmente la inspiración, la educación y los sentimientos provocados por las creaciones artísticas”, se puede leer en la página web de Indiegogo, donde se está realizando la recaudación.

   Si la campaña resulta efectiva, una vez creados los modelos y repartidos aquellos que estén destinados a los mecenas, el equipo finlandés dejará que el archivo de ordenador del modelo se pueda descargar de forma gratuita, de manera que todo aquel que tenga una impresora 3D podrá imprimir su propio modelo. El objetivo de esto es que las bibliotecas, universidades, museos e, incluso, los propios hogares, puedan tener su propia Mona Lisa y otros cuadros a su disponibilidad.

   De momento, el mecenazgo lleva recaudado apenas un 6 por ciento de los 30 mil dólares que necesita para salir adelante. La fecha fijada para conseguir el dinero del proyecto es el próximo 17 de diciembre, por lo que aún quedan 21 días para poner un granito de arena a esta campaña.

 

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés