Bebop 2, un dron todo-en-uno de Parrot

Bebop 2 es un aparato compacto, estable, robusto y ligero – solo pesa 500 gramos -, como ha explicado la compañía.

Parrot, empresa dedicada a los drones de consumo, ha presentado Bebop 2, un cuadricóptero de nueva generación destinado al ocio y fácil de pilotar con solo un teléfono móvil.

   Bebop 2 es un aparato compacto, estable, robusto y ligero – solo pesa 500 gramos -, como ha explicado la compañía. Además, alcanza los 25 minutos de autonomía en el aire gracias a la tecnología y los sensores que la compañía ha incorporado en él, y tiene una cámara integrada con un objetivo ojo de pez que se estabiliza digitalmente en un marco de 3 ejes y graba vídeos Full HD que, junto con las imágenes sacadas, se almacenan en su memoria interna de 8GB.

   «Potente y con una increíble estabilidad y maniobrabilidad, incluso en condiciones extremas, Bebop 2 permite un pilotaje sencillo a través de WiFi con un ‘smartphone’ o una ‘tablet'», ha detallado la compañía sobre la manera de controlarlo y alzarlo al vuelo. Si el usuario prefiere utilizar un mando más tradicional, el dron es compatible con Skycontroller Black Edition, un mando a distancia tipo RC que amplía el alcance del vuelo hasta 2 kilómetros (no viene incluido con el drone).

- Advertisement -

   Bebop 2 estará disponible en este mes de diciembre por un precio recomendado de 549 euros.

CUANDO VOLAR SE CONVIERTE EN UN JUEGO DE NIÑOS

   Bebop 2 se pilota a través de la aplicación FreeFlight 3 para teléfonos inteligentes y tabletas de iOS y Android. Al inclinar el dispositivo de pilotaje, se indica la dirección (adelante, atrás, izquierda, derecha) que el aparato tiene que seguir. Cuando se toca el botón de la ‘app’ de «aterrizaje», el dron aterriza automáticamente desde cualquier altitud. Durante el vuelo, el aparato se puede mantener estable, incluso en condiciones complicadas, gracias a una función de piloto automático.

   La información recopilada por siete sensores es analizada y aunada por el ordenador integrado que incorpora – procesador de núcleo dual de cuatro núcleos -.

   Una cámara de estabilización vertical saca una foto del suelo cada 16 milisegundos y la compara con la anterior para estar al tanto, en todo momento, de la velocidad que lleva el dron. El sensor de ultrasonidos que incluye analiza la altitud del vuelo hasta los 4,9 metros; el sensor de presión se encarga de medir la presión del aire y la altitud del vuelo a partir de los 4,9 metros.

   El giroscopio de 3 ejes, por su parte, mide el ángulo de inclinación del dron, mientras que el acelerómetro hace lo mismo pero con la posición y velocidad lineal. Por último, Bebop 2 tiene un chipset GNSS que sirve para geolocalizarlo y ayudar a medir la velocidad, de forma que el usuario sabe constantemente donde se encuentra su aparato para reaccionar acorde a ello.

HASTA 25 MINUTOS DE VUELO

    Bebop 2 pesa 500 gramos y tiene una batería de litio de 2.700 mAh que le permite mantenerse en el aire durante un máximo de 25 minutos

   En cuanto a la propulsión, las cuatro hélices de tres aspas impulsadas por cuatro motores ‘brushless outrunner’ proporcionan una gran maniobrabilidad durante los vuelos a gran velocidad. El dron es capaz de dar acelerones de 60 km/h horizontalmente y 21 km/h verticalmente, alcanzando su velocidad máxima en 14 segundos y frenando en 4,5 segundos.

   Su conexión WiFi le permite realizar una vuelo estable de 300 metros. Asimismo, numerosos sistemas intensifican la seguridad de los vuelos: detención por emergencia de las hélices en caso de contacto, limitación de la altitud y del perímetro de vuelo, y vuelta automática al inicio. En la parte trasera del aparato, un LED permite al piloto conocer la dirección del vuelo a la vez que mantiene el dron a la vista.

   Su chasis está reforzado con fibra de vidrio en un 20 por ciento, lo cual, unido a sus patas a prueba de golpes, le confiere una robustez interesante. La cámara de 14 megapíxeles y ojo de pez transmite en directo las imágenes y permite que el pilote modifique de forma digital el ángulo de la cámara en 180 grados dentro de la aplicación.

PARROT SKYCONTROLLER BLACK EDITION, EL MANDO OPCIONAL

   Bebop 2 es compatible con Parrot Skycontroller Black Edition, un mando a distancia opcional del tipo RC que hace posible un mayor alcance de la señal WiFi hasta los 2 kilómetros. Basado en Android, Parrot Skycontroller incorpora la aplicación de pilotaje FreeFlight 3, que permite conectarse directamente a Bebop 2 sin un ‘smartphone’ o ‘tablet’.

   El piloto toma el mando del dron mediante dos controles manuales equipados con joysticks. Los botones del control pueden personalizarse para adaptarse a cada perfil.

   Skycontroller se conecta por HDMI con las generaciones más recientes de gafas FPV (First Personal View). Como si fuese un copiloto, el usuario puede disfrutar de una vista envolvente del vuelo y ver información telemétrica en directo.

   Una función de «radar» muestra en la pantalla de pilotaje del ‘smartphone’ o tableta, o en las gafas FPV la posición del Bebop 2 respecto al Skycontroller, así como su dirección.

   El piloto también puede ver si el dron está volando al límite de la señal WiFi generada por la antena del Parrot Skycontroller. Esto ayudará al usuario a estar alineado con el cuadricóptero, siguiendo las instrucciones que aparezcan en la pantalla para garantizar una conexión con una señal fuerte.

 

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés