Eres un despistado Así es como TrackR Bravo encuentra tus objetos perdidos

En el mercado podemos encontrar diversas aplicaciones y gadgets que ayudan a localizar y rastrear nuestras pertenencias. Uno de ellos es TrackR Bravo, un dispositivo pequeño, muy fino y de forma redondeada, apenas del tamaño de una moneda

Hay personas que antes de salir de casa tienen que hacer un repaso mental a todo lo que llevan encima porque siempre se olvidan algo, a veces, incluso, palpan los bolsillos o revisan la mochila o el bolso para estar seguros.

   En el mercado podemos encontrar diversas aplicaciones y ‘gadgets’ que ayudan a localizar y rastrear nuestras pertenencias. Uno de ellos es TrackR Bravo, un dispositivo pequeño, muy fino y de forma redondeada, apenas del tamaño de una moneda de dos euros, que se conecta a nuestro ‘smartphone’ con de la ‘app’ del mismo nombre, mediante Bluetooth.

   La aplicación nos ayudará a activar el dispositivo. En un momento dado, nos indicará que acerquemos TrackR Bravo al móvil y que presionemos el LED durante varios segundos hasta que la ‘app’ lo reconozca. En este paso, y eso que es el primero, pueden aparecer problemas, como que dé error. Hay que tener en cuenta que al apretar el LED, que es también un botón, lo que hacemos es encender y apagar el dispositivo. Así, quizá haya que realizar varios intentos antes de poder usarlo. Eso sí, no hay que olvidarse de tener la conexión Bluetooth encendida, aunque la ‘app’ lo recuerda, por si acaso.

- Advertisement -

   Básicamente, TrackR Bravo ofrece distintos modos de localizar nuestras pertenencias, en base a si lo que queremos localizar es nuestro móvil o el resto de objetos. Esto se debe a que si, por ejemplo, lo que más quebraderos de cabeza nos da son las llaves, solo tenemos que pegar el dispositivo en el llavero, y desde la ‘app’ la podemos rastrear.

   Para ello incluye una pegatina, con adhesivo por las dos caras, de tal forma que lo podemos pegar en el llavero sin temor a que se pierda. Aunque si no queremos pegarlo cuenta también con un gancho, más bien un alambre, con el que poder engancharlo al llavero o colgarlo del bolso o de donde se nos ocurra.

 

   En cambio, si lo que no encontramos es el móvil, no podemos recurrir a la aplicación, más que nada porque la ‘app’ se encuentra en móvil que hemos perdido. En este caso, TrackR Bravo lo que hace es recurrir a la socorrida llamada para ayudarnos a localizar el ‘smarphone’. Resulta importante destacar que esta función se activa incluso si tenemos el móvil en silencio.

   De cualquier forma, las alertas también hacen uso de la geolocalización y en la pantalla del móvil indica el lugar donde hemos olvidado nuestras pertenencias, lo que se complementa con las señales ya indicadas. Útil si somos de los que nos solemos dejar las cosas olvidadas en el bar, en el trabajo o en la escuela. Además, incluye una opción que emite alarmas si nos alejamos del objeto donde hemos enganchado TrackR Bravo.

   Cabe destacar un par datos sobre este dispositivo. Primero, su tamaño, próximo al de una moneda de dos euros, el otro, su precio, que ronda los 30 euros. Que sea pequeño es una ventaja, puede meterse, pegarse o engancharse en casi cualquier cosa que queremos tener a mano, sin que moleste. Lo segundo puede ser una pega a la hora de comprarlo, pero si eres muy olvidadizo (y reincidente) quizá sea una buena adquisición.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés