Sustituirán los ‘bots’ a las aplicaciones

Podríamos hablar de bots en videojuegos, donde los personajes están habitualmente controlados por la máquina; de bots indexadores, como el que usa Google para detectar el contenido en la web; de ordenadores zombies, controlados por algún tipo de cracker

   Los ‘bots’ conviven –por decirlo de alguna manera– con nosotros. Los usan empresas de todo el mundo y pueden tener múltiples aplicaciones, tanto buenas como con malas. Técnicamente, un ‘bot’ es una aplicación que ejecuta una tarea automatizada. No es algo nuevo en la computación, pero este año se ha hablado especialmente de ellos por los anuncios de grandes tecnológicas.

Podríamos hablar de ‘bots’ en videojuegos, donde los personajes están habitualmente controlados por la máquina; de ‘bots’ indexadores, como el que usa Google para detectar el contenido en la web; de ordenadores ‘zombies’, controlados por algún tipo de ‘cracker’; y también de chatbots, programas con los que interactuamos y que nos ayudan a realizar determinadas tareas, los que para muchos son los sustitutos de las aplicaciones.

Cuando llamamos a nuestro centro de salud para pedir cita con el médico de cabecera y nos contesta una voz indicándonos los pasos a seguir, o cuando hablamos con Siri o Cortana, los asistentes de voz de Apple y Microsoft, respectivamente, estamos hablamos con ‘bots’, con programas informáticos que han sido programados para hacernos la vida más fácil.

¿DÓNDE ESTÁN Y QUÉ HACEN LOS ‘BOTS’?

Los ‘bots’ están en todas partes. Se ejecutan desde algún servidor de alguna empresa; no tienes que instalarlos en tu teléfono y pueden desempeñar muchas tareas: desde ciberataques hasta interactuar directamente con nosotros para ayudarnos con alguna acción: pedir comida, comprar ropa, encontrar restaurantes, guiarnos por una carreta, solucionarnos dudas y mantener conversaciones, etc.

Los llamados ‘chatbots’ están programados para actuar como si fueran realmente humanos y responder las preguntas de los clientes. Simulan tener una conversación con un consumidor, pero su función realmente es la de buscar palabras o frases clave que pueden interpretar en un comando y aprender a medida que hablamos con ellos. Muchas compañías utilizan estos ‘bots’ en sus servicios de atención al cliente.

¿CÓMO SON CAPACES DE RESPONDER?

Los ‘bots’ pueden hacer su trabajo gracias a la inteligencia artificial. No obstante, si bien es cierto que en los últimos años se ha avanzado mucho, las grandes compañías tecnológicas todavía no han conseguido equiparar dicha inteligencia con la del ser humano, de ahí que Siri o Cortana no puedan comprender ciertas expresiones de nuestro lenguaje o no sepan responder a ciertas cuestiones que les planteamos.

¿SON EL FUTURO?

Algunos desarrolladores creen que el futuro está en los ‘bots’ y no en las aplicaciones. Consideran que serán estos los que nos ayuden con las diferentes tareas sin necesidad de abrir una aplicación para cada cosa: podremos saber la predicción del tiempo, pedir pizza y un taxi sin abrir mil aplicaciones. ¿Para qué abrir la aplicación de Uber cuando puedo pedir uno de sus coches por chat? Esto, para los responsables de los servicios de mensajería, puede ser la gallina de los huevos de oro.

Sin duda este 2016 ha sido el año de los ‘bots’. Facebook ha hablado de ellos y aplicaciones como Slack y Telegram llevan meses implementándolos. Concretamente, Telegram cuenta con ‘bots’ como @gif para buscar e integrar GIF animados en chats, @pic, que hace lo mismo pero con imágenes, @youtube para buscar vídeos e incrustarlos o @music, que busca música clásica.

Facebook, por su parte, también permite agregar ‘bots’ a Messenger, como Poncho, de información meteorológica; CNN, para información general; o el de Wall Street Journal, de información financiera. La compañía anunció que de momento hay pocos, pero irá añadiendo más y en más idiomas.

La apuesta de Microsoft ha sido la de unir las capacidades de Cortana y su servicio de mensajería Skype, que pronto tendrá sus propios ‘bots’ controlados por por el asistente virtual. Gracias a esto, en un futuro podremos, por ejemplo, pedir una pizza o consultar el tiempo que va a hacer mañana. Además, los ‘bots’ podrán trabajar dentro del propio Windows añadiendo eventos automáticamente a nuestro calendario.

Todo esto puede dar lugar a un ‘todo’ muy interesante. Cortana, por ejemplo, podría llegar activar un ‘bot’ de reserva de hoteles si detecta que estamos hablando con alguien sobre un viaje de trabajo para una fecha determinada.

Si bien parece que los ‘bots’ pueden tener muchas ventajas para los usuarios, los más escépticos creen que no reemplazarán a las aplicaciones, sino que serán más bien complementos de ellas, formas más rápidas de ponerse en contacto con los clientes.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés