4 innovaciones de marketing de la venta al por menor

Los ingresos mundiales de comercio electrónico continúan creciendo, pero la gente aun prefiere comprar en tiendas físicas. Estas son las 4 innovaciones que este tipo de comercios piensan implementar en 2017 con el fin de asegurar su supervivencia.

A pesar de que el comercio electrónico y móvil crece de forma rápida y tangible, el 85 por ciento de los consumidores dicen que prefieren comprar en tiendas físicas, según un estudio realizado este año por TimeTrade. Incluso cuando el mismo producto puede ser pedido en línea o adquirido en una tienda cercana, el 71 por ciento de nosotros optará por ir personalmente a comprarlo.

Por ahora seguimos pensando que no hay nada como entrar en un lugar y tocar, oler, sentir o degustar un producto, antes de comprarlo y eso, en la actualidad es algo que el mundo de la venta online sigue siendo incapaz de replicar y las tiendas están innovando para que esto siga así el próximo año.

Una experiencia diferencial en las tiendas

Un diseño elegante a la vez que funcional es una de las características más importantes para que un producto sea exitoso. Apple ha llevado este concepto a sus tiendas físicas y gracias a la firma de arquitectura modernista Bohlin Cywinski Jackson, cuando entras en una tienda de Apple, sabes que es Apple.

En 2017, es probable que veamos que la estética del diseño de los comercios minoristas esté cada vez más optimizada para reforzar las marcas que vende. Los almacenes físicos y los escaparates reflejarán su marca y la destacarán, con el fin de conseguir la misma imagen en todos sus canales, desde las redes sociales, la web, la tienda y las apps.

El desafío, entonces, es diseñar el flujo de esta experiencia multicanal para que los clientes que van de compras online encuentren elementos únicos, diferenciales e irresistibles en la tienda física, que los induzca a hacer sus adquisiciones en persona.

Interacción

Muchas empresas que venden productos cosméticos, proporcionan a los clientes que visitan sus tiendas físicas experiencias de consulta, mediante las cuales pueden hablar sobre sus necesidades con especialistas capacitados y probar los productos que mejor se adapten a satisfacerlas.

Los materiales de la decoración e incluso la iluminación y la acústica son también una parte importante de la experiencia sensorial de las marcas. Esto no canibaliza en absoluto las opciones de compras en línea, sino que proporciona una valiosa experiencia complementaria.

Pantallas informativas y balizas de localización

En realidad, esta idea se basa en la realidad de que en general nadie es inmune a la atracción que implican brillantes imágenes en movimiento, ya que las personas suelen extasiarse ante la presencia de pantallas de video inteligentemente diseñados y colocados de manera creativa.

Si bien ya hemos comenzado a ver más pantallas LCD (pantalla de cristal líquido) en las tiendas que aportan informaciones adicionales y sustantivas sobre productos, junto con anuncios, promociones e información y algo de entretenimiento ligero, esta tendencia aumentará en 2017.

Muchos minoristas también están comenzando a emplear pantallas táctiles interactivas para proporcionar experiencias más personalizadas con las marcas, con el fin de que las personas tengan un aliciente más para visitar sus tiendas físicas.

Las balizas de localización (e-beacons) les permitirán a los minoristas dar información en tiempo real de sus productos. Esto implica que, si salimos de compras y buscamos un determinado producto, podemos informarnos dónde está, que precio tiene y cuál es la disponibilidad (tallas, colores, etc.) del mismo.

Según una encuesta de Startek más de la mitad de los consumidores estaría dispuesto a adquirir tecnología portátil que les permite a las marcas de su elección enviarles alertas y recopilar información para que sea posible personalizar las compras. De esta manera, los vendedores pueden orientar más eficazmente a los consumidores acerca de los productos y ofertas que tienen más probabilidades de comprar.

Realidad aumentada y realidad virtual

Después de años de hablar mucho y demostrar poco, finalmente la realidad aumentada (AR) y la realidad virtual (VR) han comenzado a transformar la forma en la que la gente compra ofreciendo experiencias muy vívidas, que utilizan plenamente nuestros sentidos visuales e incluso auditivos.

A medida que estas tecnologías se vuelven más refinadas y asequibles, veremos cada vez más aplicaciones de las mismas dentro de las tiendas físicas, tanto en forma de pantallas interactivas como de aplicaciones de teléfonos inteligentes nos levarán a ver realmente lo que hay dentro de un comercio.

Adáptate o muere

A medida que los compradores se apegan más al «estilo de vida conectado», los minoristas deben adaptarse a los cambios de comportamiento del consumidor, tratando de conseguir que cada compra resulte más personal y atractiva. Una cosa es cierta: la tecnología de marketing minorista continuará innovando e incorporando herramientas que proporcionen una experiencia más transparente e impactante a sus potenciales clientes.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés