Certificación en cosmética ‘econatural’

La certificación trata de dar confianza a los consumidores y permite a los fabricantes diferenciar sus productos econaturales del resto de los que hay en el mercado que no lo son.

Marga Roldán, especialista en cosmética natural y ecológica y colaboradora del blog de Conasi, nos explica en qué consiste y cómo se obtiene una certificación en cosmética econatural.

Según la norma ISO 17065:2012, se define la certificación como “el procedimiento mediante el cual un organismo da una garantía por escrito, de que un producto, un proceso o un servicio está conforme a los requisitos especificados”.

Tenemos que tener en cuenta que en cosmética econatural tener un certificado; sello de garantía; es algo VOLUNTARIO.

¿Cómo se certifica un cosmético econatural?

Para explicar cómo un cosmético econatural llega a tener una certificación y sello, lo mejor es poner un ejemplo:

La cosmética de Amapola Biocosmetics está certificada bajo la Norma BioVidaSana, para llegar a tener este sello Amapola Biocosmetics ha tenido que seguir los siguientes pasos:

1. Mirar la oferta de “sellos” (certificaciones) que hay en el mercado y decidir con cuál se siente más identificada y se ajusta más a sus necesidades. Decide que la norma BioVidaSana es la adecuada para certificar sus cosméticos.

2. Contactan con la certificadora suiza inspecta. Se trata de la empresa a la que Vida Sana; creadora de la norma BioVidaSana; ha autorizado a inspeccionar y certificar productos de cosmética econatural según su norma. La certificadora le envía toda la documentación a la empresa, y esta la devuelve cumplimentada y paga las tasas correspondientes para que comience el proceso de certificación de sus productos (no tienen que ser todos los productos, sino los que la empresa quiere o puede certificar).

3. Cuando toda la documentación está revisada por la certificadora y se comprueba que todo parece cumplir con la norma, se acuerda con Amapola Biocosmetics hacer una inspección de sus instalaciones y de todo lo que sea necesario para confirmar que el elaborador de los cosméticos lo está haciendo de la forma econatural que dice la norma BioVidaSana.

4. Una vez terminada la inspección y teniendo todos los documentos necesarios el inspector hace un informe sobre lo que ha visto y se lo pasa a otra persona de la certificadora para que compruebe que realmente no falta nada y que todo ha sido correcto. Se trata de evaluar que el trabajo del inspector ha sido correcto.

5. Si es necesario se hacen análisis de las muestras tomadas; esto tiene un coste añadido. El análisis es un complemento a todo lo demás, pero a veces pensamos que es lo que determina que algo sea o no econatural. ¡ES UN ERROR PENSAR ASÍ! No se pueden analizar absolutamente todos los productos… si fuera así no tendríamos dinero para pagarlo.

6. Si está todo correcto pasa a una comisión que aprueba la certificación. La certificadora bio.inspecta emite el certificado en el que aparece que Amapola Biocosmetics tiene x productos (aparece el listado con los productos y las categorías) certificados como econaturales según la norma BioVidaSana. La validez del certificado es anual.

7. Al cabo de un año el elaborador vuelve a pasar por una inspección para renovar este certificado.

8. El certificado es algo público al que puede tener acceso todo el mundo, ya que un sello en una caja podría ponerse por “error”. En el caso del sello de BioVidaSana se puede consultar todos los elaboradores que están certificados por esta norma y los productos que tienen certificados; con sus categorías; en la web que tiene easycert.

La transparencia en la certificación es la pieza clave para garantizar al consumidor que el cosmético es econatural y darnos la confianza que todos necesitamos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Porqué duelen los riñones

Porqué da sueño después de comer

Ultraprocesados: todo son desventajas

Descubren una molécula anti cáncer