Prevenir las arrugas

Que el mejor momento para seguir estos consejos sea por la noche no es casualidad. Durante todo el día la piel va acumulando impurezas por el contacto con el exterior, además de todo el cansancio provocado por la jornada laboral.

El paso del tiempo y otros factores externos como el frío, la exposición a los rayos de sol, el maquillaje o la contaminación van deteriorando nuestra piel y acelerando su envejecimiento, algo que no se puede frenar completamente pero sí se puede retrasar si seguimos una serie de pautas antes de dormir.

Que el mejor momento para seguir estos consejos sea por la noche no es casualidad. Durante todo el día la piel va acumulando impurezas por el contacto con el exterior, además de todo el cansancio provocado por la jornada laboral. Irnos a dormir sin haber limpiado y preparado nuestra piel para que se regenere es uno de los peores errores que podemos cometer, ya que nuestro cuerpo aprovecha estas horas para trabajar intensamente y reparar todos los daños sufridos durante el día.

La médico especialista en Ginecología y Anatomía Patológica, la doctora Elisa Fernández, nos ha dado las claves para mantener la piel de cara, cuello y escote radiantes. Adquirir la rutina de estos cuidados puede parecer difícil, pero en realidad lleva poco tiempo y la piel notará los resultados rápidamente.

1.- Limpiar: «Es uno de los consejos más habituales y seguro que estás cansada de escucharlo, pero limpiar la piel tras un largo día es lo más importante al llegar a casa, a pesar de que no te hayas maquillado», afirma la médica. Existen muchos productos en el mercado para esto, pero los dermatólogos recomiendan desmaquillar y lavar la cara con agua tibia y jabón como el mejor tratamiento.

2.- Exfoliar: Una vez por semana es recomendable exfoliar la piel y los labios para limpiar en profundidad. «Si lo prefieres puedes fabricarte uno casero rápido y sencillo con azúcar o granos de café molidos. Tan sólo tienes que humedecer tu rostro con agua y aplicar con tu mano una cucharada de azúcar o café realizando movimientos circulares y siempre hacia arriba», explica Fernández. Para los labios recomienda usar lo mismo pero aplicarlo con un cepillo de dientes, «pasándolo suavemente por el borde de los labios».

3.- Tonificar: «El tónico es el gran olvidado de todos los rituales de belleza pero ayuda a cerrar los poros, elimina los restos de jabón y prepara la piel para la hidratación». Se debe aplicar con la piel limpia sobre el rostro y el cuello y dejarlo actuar toda la noche. Su uso mejorará la apariencia de la piel.

4.- Hidratar: Después de los tres pasos anteriores nuestra piel ya está lista para recibir la hidratación. Una buena crema ayuda a descansar, reparar y aliviar la dermis. «La noche es el mejor momento para hidratarnos de la cabeza a los pies, ya que mientras dormimos la piel está más receptiva a los tratamientos, más permeable, los activos penetran y se absorben más fácilmente», añade.

Para potenciar estos cuatro pasos y seguir mejorando la piel la experta recomienda utilizar una mascarilla una o dos veces por semana. «En el mercado encontrarás gran variedad dependiendo de tu tipo de piel y el efecto que quieras conseguir (hidratar, exfoliar, oxigenar) pero también puedes hacerte una casera».

Si quieres una piel tersa y suave Fernández indica que debes «mezclar un poco de miel con almendras trituradas, aplicarlo en el rostro, dejarlo actuar unos minutos y retirarlo con agua muy fría». Si lo que quieres es disimular las arrugas «mezcla dos zanahorias trituradas con un poco de zumo de limón y dos cucharadas de yogur. Aplícalo en el rostro 20 minutos y retíralo con agua tibia».

NO TE OLVIDES DE CUELLO, ESCOTE Y PECHO

La cara, el cuello y el escote son las partes más visibles en nuestro día a día, pero solemos olvidar las dos últimas en nuestras rutinas de belleza. La doctora Fernández recomienda seguir los mismos pasos que en la cara y, además, usar una crema revitalizante específica para estas zonas. «Aplicarla antes de dormir multiplica su efecto y ayuda a regenerar la piel. En cambio, no se debe poner crema de noche si la piel es muy grasa y con tendencia a granos».

El pecho es otro de los grandes olvidados. La piel de esta zona es la primera en perder colágeno y firmeza, por lo que también necesita sus cuidados. La doctora Fernández recomienda el uso del sujetador NightBra, creado por ella, ya que «además de prevenir y reducir las arrugas en el escote, retrasa la caída del pecho, relaja la espalda, favorece el drenaje linfático y evita la celulitis axilar».

DEPORTE Y GIMNASIA FACIAL

Para completar estos cuidados aconseja realizar deporte y gimnasia facial. «Realizar ejercicio unas horas antes de dormir aporta beneficios a tu cutis: aumenta la temperatura de tu cuerpo, lo que dilata los poros; estimula la circulación de la sangre y aumenta la cantidad de oxígeno en piel; y tonifica los músculos, lo que mantiene la piel firme y joven».

Los músculos de la cara también deben ser ejercitados para evitar la flacidez y la pérdida de elasticidad. «Existen múltiples ejercicios para prevenir la aparición de las patas de gallo, las arrugas en la frente o para reducir papada. Entre los beneficios de la gimnasia facial destacan la regeneración celular, el rejuvenecimiento facial, la eliminación de toxinas y la oxigenación y tonificación de la musculatura», indica Fernández.

Por último, la experta aconseja utilizar un poco de tu perfume favorito en las sábanas y/o en la almohada. «Más que uno de los rituales para cuidar tu piel es un consejo adicional, pero recuerda no aplicártelo nunca en el cuerpo porque tiene alcohol».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Porqué duelen los riñones

Porqué da sueño después de comer

Ultraprocesados: todo son desventajas

Descubren una molécula anti cáncer