El empresario español no tiene una opinión diferenciada del resto de la población en ciencia

Los empresarios españoles no tienen una percepción claramente diferenciada del resto de la población en temas relacionados con la ciencia, la tecnología y la innovación. Esta «falta de discurso propio» se extiende a asuntos como la financiación de la investigación y el papel de las empresas en la inversión en I+D, según un análisis recogido en el libro “Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología 2010” de FECYT.

Un análisis realizado por un grupo de investigadores del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), a partir de las encuestas sobre percepción social de la ciencia y la tecnología de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), señala que los empresarios y trabajadores autónomos españoles “no tienen una percepción claramente diferenciada del resto de la población acerca de temas relacionados con la ciencia, la tecnología y la innovación”.

Esta “falta de discurso propio” –añade el informe- se extiende “incluso a aquellos asuntos especialmente relacionados con el ámbito de actuación de las empresas, como son la financiación de la investigación, el papel de las empresas en la inversión en I+D y las expectativas económicas ligadas al desarrollo tecnológico”.

Este estudio, que ha sido recogido en el libro “Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología 2010” de FECYT, indica que, pese a que en los últimos años cada vez se destaca más la necesidad de una mayor participación del sector privado para el buen funcionamiento del sistema de I+D, los resultados del informe apuntan a un distanciamiento entre las políticas plasmadas en el papel y los mecanismos reales de actuación, o incluso a un desinterés o falta de motivación por parte del sector privado.

Falta de transferencia

Por otra parte, el informe custiona también “en qué medida las percepciones y actitudes del sector privado pueden permitir anticipar su predisposición hacia la financiación y ejecución de la I+D+i y la colaboración con universidades y organismos públicos de investigación”.

Según los autores del trabajo, “una de las mayores debilidades del sistema de I+D español sigue siendo precisamente la falta de transferencia, un papel poco activo del sector privado y una falta de cultura innovadora en las empresas, por lo que este tipo de enfoques en los estudios de percepción de la ciencia y la tecnología tiene aún mucho que aportar en un campo que se augura clave para el desarrollo de la economía y la investigación españolas”.

Referencia:

Irene López Navarro, Belén Garzón García y Jesús Rey Rocha (IEDCYT-CCHS). «Percepción de la ciencia y la tecnología en el sector privado. La visión de empresarios y trabajadores autónomos». «Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología 2010». Madrid: FECYT. 2011.

 

INNOVAticias.comwww.agenciasinc.es

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés