El Almacén Temporal Centralizado se construirá en Villar de Cañas

La localidad conquense de Villar de Cañas ha sido la elegida como emplazamiento del futuro Almacén Temporal Centralizado, que recibirá los residuos de alta intensidad procedente de las centrales nucleares españolas. La medida ha sido tomada hoy por el Consejo de Ministros.

El Consejo de Ministros ha confirmado hoy que la localidad conquense de Villar de Cañas albergará el Almacén Temporal Centralizado (ATC) que donde se almacenarán el combustible gastado y residuos vitrificados de alta actividad procedentes de las centrales nucleares españolas. La medida forma parte del  actual Plan General de Residuos Radiactivos (PGRR) y se prevé que la vida de este ATC sea de unos 60 años.

“Cada día que no se construya nos cuesta 60.000 euros”, ha dicho la portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría ante un proceso, el de elección de la localidad candidata que comenzó hace siete años. Hasta ahora, el combustible nuclear gastado es almacenado en superficie o, como en el caso de Vandellós, enviado a Francia en régimen de alquiler.

El ATC de Villar de Cañas estará ubicado a unos 100 kilómetros de la central nuclear José Cabrera (Almonacid de Zorita, Guadalajara) y a unos 155 de la central de Trillo, también en Guadalajara. Por el momento, son las únicas que albergan residuos de alta actividad almacenados en superficie.

En una de las primeras reacciones tras conocer la noticia, el Foro Nuclear ha declarado su satisfacción por la celeridad con que esta decisión ha sido tomada. En palabras de su presidenta, María Teresa Domínguez, “la construcción y puesta en marcha del ATC es un elemento clave para la estrategia energética. Este almacén supone un impulso y proyección importante para el futuro nuclear de España”.

En la propuesta de Villar de Cañas, que se ha impuesto a otros ayuntamientos con más tradición nuclear como Ascó, el ayuntamiento ha propuesto “un total de 28 parcelas ubicadas en tres zonas diferentes” todas, según el consistorio conquense, calificadas como Suelo Rústico de Reserva y que no presentan protección de carácter ambiental.

El plan también destaca que no se ha detectado la presencia de instalaciones militares, industriales o tecnológicas, ni flujos de transportes especiales que puedan aportar sucesos de riesgo. Tampoco hay oleoductos o gaseoductos en el término y no existe en las proximidades ningún aeropuerto.

El Consejo de Ministros reunido hoy ha detallado que “el proyecto del ATC y su centro tecnológico asociado supondrá una inversión de 700 millones de euros. Para la construcción de las instalaciones se estima un promedio diario de unos 300 trabajadores durante los cinco años de la primera etapa, con algún pico de hasta 500 trabajadores”.

 

INNOVAticias.comwww.agenciasinc.es

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés